Espartaco perdió terreno y no será el jefe del bloque del PJ

RONDA DE NOMBRES PARA CANDIDATOS A DIPUTADOS

En el Partido Justicialista -en forma lenta y sigilosa-, se continúa avanzando para darle forma a la lista de postulantes que deberán competir para ocupar cargos como diputados provinciales en el período venidero, después de las elecciones del año próximo.
Hay nombres que empezaron a trascender en las últimas horas sin que hubiera demasiadas sorpresas, pero no obstante todavía hay alguna incertidumbre en cuanto a los lugares que ocupará cada uno, teniendo en cuenta el sector interno al que pertenecen.
Se sabe que Ariel Rojas será el primero en la lista -luego de haber aceptado el ofrecimiento y de que decidiera no competir por repetir en la intendencia de Toay-, y en los pasillos se rumorea que la referente de La Cámpora, María Luz Alonso, lo escoltará.

Los que siguen.
De allí hacia abajo todo está por verse, pero casi con seguridad la vernista Alicia Mayoral iría en el lugar inmediato, y luego el líder del NEP y actual legislador Roberto Robledo. Recién quinto aparecería el actual jefe del bloque del PJ, Espartaco Marín, quien no continuará en ese sitial cuando inicie la nueva gestión legislativa.
Todo indica que la controversia surgida a partir de la movida para instalarlo como candidato a la vice gobernación -con la intención de postergar a Mariano Fernández, el preferido del gobernador Carlos Verna-, resultó un revés para el joven legislador que habría retrocedido algunos casilleros en la consideración de cara a lo que viene.

Viene Zanoli, Lavín a Luiggi.
Otros nombres que circulan -sin que haya precisión dónde irían ubicados- son el del intendente de Ingeniero Luiggi Oscar Zanoli -la ex diputada y hoy funcionaria de Desarrollo Social, Patricia Lavín será candidata para reemplazarlo en la localidad-, Julio González hoy ministro de Seguridad, y es probable que José Pérez, el actual subsecretario de Medios. Cabe recordar que Pérez fue concejal, luego diputado provincial y es hombre de absoluta confianza del gobernador Carlos Verna. Es más, algunos se animan a señalar que tendría posibilidades de ser jefe del bloque, más allá del lugar que ocupe en la nómina de candidatos.

¿Y las demás líneas?
En cuanto a Convergencia Peronista, como quedó dicho seguirá Espartaco Marín y posiblemente Carina Pereyra, pero es casi seguro que no estará Alicia Ré. El marinismo hoy tiene aquellos tres, más José González, que se incorporó el último año a la Legislatura.
Los que están en el armado ya le adelantaron a Convergencia que habría lugar para dos, en la nómina; a lo que suman el cargo de Mariano Fernández integrando en el segundo lugar la fórmula gubernativa con Sergio Ziliotto.
En el armado justicialista ya habría un lugar para el sector de Darío Hernández -lanzado a la competencia por la intendencia de Santa Rosa-, que estaría entre María Neveu y el ex diputado y ex intendente de Guatraché Esteban Rolando.

Por renovar.
Dos diputados que llegaron de la mano de Compromiso Peronista, tendrían asegurada la renovación de sus bancas -o por lo menos la posibilidad de competir por ellas-, y no son otros que Claudia Godoy y Facundo Sola. Cabe señalar que ambos, al ser requeridos periodísticamente para que respondieran a una frase del dirigente gremial Rodrigo Genoni -“Compromiso Peronista murió, ninguno de sus referentes quiso ir a jugar a su territorio”, afirmó-, declinaron hacerlo. Todo indica que representarán al espacio. Desde el mismo sector refieren que las palabras de Genoni tienen que ver con que estaría decepcionado porque entendía que era su turno para ir a competir por un lugar en la Legislatura.

Los sitios kirchneristas.
Alguien que viene manteniendo conversaciones seguidas con el ministro de Gobierno Daniel Pablo Bensusán es Eduardo Tindiglia. “Hay un lugar para Nuevo Encuentro”, dicen quienes están anotando nombres, “pero no necesariamente debe ser para Tindiglia”, aportan a la vez que aseguran que el piquense Martín Balsa está en carrera.
En este caso tendrá incidencia que es habitual en el PJ que sean considerados siete distritos, y en ese caso se verá si el legislador corresponderá a General Pico, o será de Guatraché.

La rama gremial.
Además se conoce que la CGT ha pedido un lugar en la Cámara de Diputados, y todo indica que habrá de tenerlo. Y hay un par de apellidos: uno de una dirigente mujer que viene teniendo protagonismo en la lucha gremial; y otro es el de César Montes de Oca.
Aún faltan mantener más negociaciones, pero la intención sería que el listado esté compuesto de igual manera por mujeres y hombres -esto es un cupo del 50% por ciento para cada sector-, de manera tal de asegurar una fuerte presencia femenina en la integración de la Cámara de Diputados. Hoy las mujeres ocupan 13 escaños de los 30 que dispone la Constitución Provincial para la composición legislativa en nuestra provincia.
Por ahora el espacio que no tuvo respuesta positiva -y ha salido a reprocharlo en los medios- es el Frente Peronista Barrial, que pidió cuatro lugares: dos para cargos de diputados, y otros dos de funcionarios en un eventual futuro gobierno peronista. Hasta ahora no pudieron conseguir nada.

Tiempo de definiciones.
Falta todavía para el cierre de listas, pero se van perfilando aspirantes pretendiendo ser ubicados en lugares expectables. Los operadores peronistas negocian y anotan. Tienen en cuenta que el 10 de diciembre vence el plazo para poner en conocimiento del Tribunal Electoral Provincial la constitución de Alianzas Electorales, y el 20 de este mes es el plazo para presentar listas ante la autoridad competente. Casi podría decirse que la carrera contra el reloj ya empezó.