“Esperamos que sean ejemplares”

RAQUEL BARABASCHI Y LAS SENTENCIAS EN EL JUICIO POR LA SUB ZONA II

Barabaschi, víctima y querellante en el juicio por la Subzona 14 II, se refirió a los alegatos de la fiscalía y afirmó que fueron “brillantes”. A su vez, expresó que espera “una condena ejemplar”.
Lejos quedó en el calendario el 29 de agosto de 2017 cuando comenzó la segunda etapa del juicio por los delitos de lesa humanidad cometidos en nuestra provincia entre los años 1975 y 1983. El juicio llegaba siete años después de la histórica sentencia lograda en el 2010.
En la segunda etapa, fueron juzgados ex policías pampeanos y ex militares por delitos cometidos ante 240 víctimas. Días atrás el fiscal Miguel Palazzini expuso los alegatos en donde solicitó entre 10 y 25 años para los acusados por los delitos de lesa humanidad cometidos en La Pampa. Particularmente, para Luis Enrique Baraldini, símbolo del plan genocida instalado en la provincia y prófugo durante el primer juicio, se solicitó una pena de 25 años.
Raquel Barabaschi, víctima y querellante en la causa, dialogó con LA ARENA sobre la exposición de los alegatos y manifestó que el cierre de Miguel Palazzani en la jornada “fue brillante por los argumentos jurídicos” pero también “por la parte humana, que a mí me termina conmoviendo profundamente”.

-¿Cómo viviste todo este proceso?
-La verdad que está siendo un juicio largo. Yo creo que para lo que es la Memoria, la Verdad y la Justicia, muy enriquecedor por la cantidad de testimonios de víctimas, de familiares, que pasaron a lo largo de las audiencias. Se desarrolló en un ámbito de mucho respeto. Nos hemos sentido todos contenidos por el Tribunal. Los alegatos han sido muy contundentes. Se hizo una reseña de todos los hechos que ocurrieron. En lo personal, con Pinky (Pumilla) estuvimos todo el tiempo trabajando con los cuatro abogados, se logró un equipo de trabajo diferente, donde nos hemos sentido muy bien representados y donde se trabajó en forma conjunta. Por eso creo que se logró los alegatos que se tuvieron. La Fiscalía nada para reprochar, al contrario, hicieron un trabajo magnífico. Tengo una sensación de que hemos cumplido con nuestro rol en la historia, tratando de que haya justicia, no para nosotros porque esto es algo colectivo, sino para todas las víctimas pampeanas, para todos los familiares se sientan aliviados. Después vendrán las sentencias. Esperamos que sean ejemplares, como hemos tenido en el juicio anterior. Es uno de los juicios que tiene sentencia firme, eso no es poca cosa.

-¿Cuál es la importancia de tener a Luis Baraldini en el banquillo de acusados?
-En este juicio la novedad es que va a estar siendo condenado Luis Baraldini. Es realmente para nosotros fantástico. Baraldini es el responsable primero de todas las atrocidades que se cometieron acá en La Pampa. No es un tipo cualquiera, además de lo que hizo en La Pampa también fue carapintada que atentó contra el gobierno de Raúl Alfonsín. Está absolutamente divorciado de la democracia. Yo lo que espero es que tengan cárcel común, como corresponde, y no que tengan arresto domiciliario. No son viejitos ni ancianitos, son genocidas. La otra novedad es que está siendo juzgado Máximo Pérez Oneto, médico que fue partícipe necesario porque él asistía a las victimas torturadas y no cumplía con su juramento hipocrático. Avalaba todo lo que estos tipos estaban haciendo.

-Se esperó mucho para este juicio…
-Yo voy a seguir resaltando esto de que nosotros buscamos Memoria, Verdad y Justicia, y no queremos venganza. Quisiéramos que tengan un trato igualitario con todos los que delinquen.
Ellos son responsables de un genocidio. Tendieron a exterminar colectivos de gente que eran militantes. Apuntaron bien a determinados colectivos de la vida política en La Pampa. Al no tener cárcel común y efectiva quizás sea con sabor a poco. Pero si en lo que es memoria y verdad, eso va a quedar en la historia de La Pampa, esto no fue una isla. Acá hubo 240 víctimas que son las que están contabilizadas hasta acá, pero faltan casos. Baraldini dijo que venía para garantizar los límites de la provincia para que no vinieran delincuentes. Yo le dije que lo que pasaba era que él no aceptaba competencia, los que vinieron a delinquir fueron ellos.
Ahora tenemos que esperar los alegatos de la defensa. Siguen con la temática del juicio anterior, que es atacar a las victimas, defenestrarlas, tratarlas de mentirosas. Son pobres argumentos que tienen para defenderse, estamos en un Estado de Derecho y ellos tienen el derecho a tener un juicio como el que tenemos donde también se pueden defender. Yo no quiero para ellos la picana ni el submarino seco.