Inicio La Pampa "Nunca más" al espionaje político en la Argentina

«Nunca más» al espionaje político en la Argentina

ALBERTO FERNANDEZ Y SU "COMPROMISO" DE TERMINAR CON EL ESPIONAJE ILEGAL

El presidente Alberto Fernández expresó su «compromiso» para «no dejar que los recursos de la inteligencia del Estado se usen en desmedro de ciudadanos, piensen como piensen» y sobre las denuncias de una presunta red de espionaje de la anterior gestión, las cuales habrían operado en La Pampa tanto contra aliados del macrismo como contra opositores, señaló que «los sótanos de la democracia los vamos a clausurar para siempre».

Luego de que la actual interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Camaño, formalizó la presentación contra la gestión de Gustavo Arribas, algunos políticos pampeanos quedaron expectantes sobre el detalle de esta denuncia. Es que, aparentemente, este aparato de inteligencia ilegal montado por Mauricio Macri habría tenido sus ramificaciones en La Pampa de la mano del espía Alan Ruiz.

Presente en la conferencia de prensa, LA ARENA -que abrió con la rueda de preguntas- le consultó al presidente Fernández sobre esta problemática, a lo que contestó: «Nuestra responsabilidad es que nunca más el Estado haga espionaje sobre ningún ciudadano fundado en cuestiones personales o políticas, porque en democracia nos respetamos y la vida privada de cada uno es eso. Y el Estado no debe valerse de la inteligencia para saber que se hace cada uno de nosotros de nuestra vida privada».

Espionaje ilegal

Fernández explicó que «la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia detectó la intrusión del organismo en mails de diferentes personas» y, ante esta irregularidad, lo que hizo el Estado fue denunciarlo. «Días después, un juez detectó que había maniobras de inteligencia interior en el Servicio Penitenciario Federal y nosotros estamos para colaborar con el juez, para que se sepa lo que pasó, se investigue y que los responsables se hagan cargo», continuó el presidente.

En ese sentido, el mandatario remarcó que el único papel que tiene el Estado en esto es «hacerle saber a la Justicia», y partir de esto, ese Poder deberá continuar con las investigaciones. «No hay interferencia nuestra en la Justicia y esperamos que la Justicia haga lo que tenga que hacer, determinando culpabilidades o no», explicó.

No obstante, admitió que es «responsabilidad» del Gobierno Nacional de que «esas miserias nunca más ocurran» y que «nunca más el Estado haga espionaje sobre ningún ciudadano, fundado en cuestiones personales o cuestiones políticas». Y agregó: Para eso no está la inteligencia del Estado, en democracia nos respetamos y la vida privada de cada uno de nosotros, es vida privada y el Estado no debe valerse de los mecanismo de inteligencia para saber qué hace cada uno de nosotros, en la vida privada».

Un compromiso

Respecto a la supuesta red de espionaje ilegal que el Gobierno de Cambiemos montó para hacer seguimiento tanto a opositores como aliados, Fernández aseguró que tiene adoptó como «compromiso» que va «clausurar» estos «sótanos de la democracia, donde estas miserias asomaron».

A su vez indicó que su gestión no va «a dejar que los recursos de inteligencia del Estado, se usen en desmedro de un ciudadano argentino, piense como piense. Esa es mi palabra: la Argentina no soporta más la miseria de un Estado espiando a otros ciudadanos, no lo soporta más. Los que han hecho esto en democracia, que se hagan cargo de la responsabilidad que les cabe».

Las tarifas y la oposición

Otra irregularidad que estuvo presente durante el Gobierno de Mauricio Macri, y que afectó directamente a los sectores más vulnerables de la población, fue la dolarización que aplicó a las tarifas de los servicios de agua, gas y electricidad. «El servicio no mejoró con esto», apuntó el presidente.

«Luego de que pase la pandemia vamos a tener que revisar el cuadro tarifario. Hay que analizarlo con otra lógica a las de los últimos años, donde las tarifas volaron, se hicieron insostenibles, y eso no necesariamente se convirtieron en un mejor servicio. Es algo que tenemos que abordar en el segundo semestre, para ver cómo será cuadro tarifario para adelante y ya estamos trabajando», vaticinó.

Finalmente, fue consultado por el papel que adoptó la oposición en estos tiempos de pandemia. «Yo creo mucho en la libertad y que cada uno puede pensar como quiere. No me preocupa el pensamiento distinto, detesto los pensamientos únicos y las lógicas de construcciones de pensamientos únicos», señaló en este sentido el presiente.

Y graficó: «Hay dos tipos de opositores: los que gobiernan y los que no. Los que gobiernan, se sientan junto a Sergio (Ziliotto) y junto a mí, a ver cómo arreglamos los problemas de la gente y me acompañan en este proceso, para resolver los problemas de cuarentena. Escuchamos con atención a los piensan como nosotros y a los que no. Después están los que hacen política en Twitter. Hay dos tipos de opositores y los primeros, le hacen muy bien a la democracia».

Visita en Neuquén

Tras su paso por La Pampa, el presidente Alberto Fernández arribó a Neuquén, donde culminó su gira por la Patagonia argentina. El mandatario recorrió las instalaciones de la Planta de Tratamiento de Líquidos Cloacales de la localidad de Villa La Angostura, una obra desarrollada por el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enhosa) que demandó una inversión de 196 millones de pesos y beneficia a 13.000 vecinos. Lo acompañaron el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, y el intendente local, Fabio Stefani.