miércoles, 13 noviembre 2019
Inicio La Pampa Estafó con cheques y lo condenaron

Estafó con cheques y lo condenaron

Un jornalero de 40 años, fue condenado, hoy viernes, a dos años de prisión en suspenso, por resultar autor material del delito de encubrimiento agravado, en concurso real con estafa, en tres hechos que también concursan en forma real entre sí.

Durante la investigación fiscal preparatoria quedó acreditado que el hombre tuvo “en su poder 13 cheques cuyo origen ilícito no podía desconocer, por cuanto todos ellos presentaban ‘orden de no pago’, ya que pertenecían a una chequera que no había sido aceptada ni retirada por su titular, al momento en que le fue ofrecida por la entidad emisora, el Banco Santander Río, sucursal Santa Rosa y que, supuestamente, ya había sido destruida de conformidad con las normativas bancarias”, dice el fallo firmado por el juez de control santarroseño, Carlos René Ordas.

“Doce de los cheques –agrega– fueron entregados por el compareciente, endosando únicamente uno de ellos” a nombre de tres personas, “en concepto de pago de deudas que mantenía con ellos, a sabiendas que ninguno podría cobrar el dinero, provocándoles en consecuencia un perjuicio económico”.

La sentencia de Ordas fue dictada a partir de un acuerdo de juicio abreviado suscripto entre el fiscal general, Máximo Paulucci, la defensora oficial, Mariel Annechini, y el propio acusado, quien aceptó su responsabilidad penal. Los damnificados, al ser informados del acuerdo, también dieron su conformidad.

“El hecho fue debidamente probado a partir de incorporarse como prueba de cargo la denuncia formulado por el hombre al que el banco le había ofrecido las chequeras, sostuvo el juez. Él informó que a su cuenta ingresaron cheques pertenecientes a una chequera que nunca había recibido por parte del Banco Santander Rio, y que supuestamente dicha chequera habría sido destruida”, acotó.

Además, dentro del cuadro probatorio, se incorporó la declaración de uno de los tres damnificados, quien “identificó a la persona que le entregó los documentos; como así también se secuestró un cuaderno donde constaban las anotaciones de los referidos cheques. Todas esas evidencias, más la admisión por parte del imputado de su accionar, permitieron tener por acreditado el ilícito”, indicó Ordas.

Las partes también convinieron que el hombre deberá cumplir las siguientes pautas de conducta durante dos años, bajo apercibimiento de revocarle la condicionalidad de la pena: fijar domicilio, del que no podrá ausentarse sin autorización judicial, y someterse al cuidado de la Unidad de Abordaje, Orientación y Supervisión de personas en conflicto con la ley penal, con la frecuencia que el organismo determine.