Inicio La Pampa "Estamos cansados de promesas"

«Estamos cansados de promesas»

DESOCUPADOS VOLVIERON A CORTAR RUTAS PETROLERAS

Un grupo de desocupados cortó nuevamente la ruta 20 en el paraje Gobernador Ayala, impidiendo el acceso al yacimiento El Corcovo a vehículos relacionados con la actividad petrolera. Si bien es un reclamo que sostienen desde hace tiempo, durante las últimas semanas intensificaron sus manifestaciones en demanda de puestos laborales. El miércoles mantuvieron una reunión con el intendente Abel Abeldaño y ayer decidieron reactivar los piquetes porque «el hambre no espera».
El medio local Radio Génesis registró ayer a la mañana que los desocupados veinticinqueños habían implementado una nueva medida durante la madrugada, para reclamar puestos de trabajo en las empresas petroleras. A las 5 un grupo de apostó en el camino de acceso al yacimiento El Corcovo, aproximadamente a 1.500 metros del Cruce del Desierto, sobre la ruta provincial 20.

Piedras y diálogo.
El miércoles, unas treinta personas se concentraron frente a la sede municipal y reclamaron la presencia del intendente Abel Abeldaño. El mandatario accedió a dialogar con ellos en la explanada de acceso y respetando los protocolos sanitarios. El encuentro se encuadró en la en una conducta respetuosa desde ambas partes y permitió crear un canal de comunicación. Una vecina le pidió al intendente un puente de diálogo, afirmando que no tienen confianza en la Oficina de Empleo y que pretenden resguardar a Salinas, su titular. «Podemos trabajar en conjunto con los gremios, porque Any (Salinas) tiene 15 causas por poner la cara por nosotros», argumentaron.
El encuentro terminó con un acuerdo. Los desocupados entregarían un listado al intendente y éste gestionaría algunas oportunidades de empleo. «Hay cuestiones que no dependen de mí. Consultamos permanentemente a las empresas por trabajo y responden que no hay», respondió Abeldaño, y prometió que «siempre los voy a recibir, siempre podremos dialogar».
Sin embargo el grupo decidió no esperar más tiempo y retomó las acciones directas, ahora bloqueando el acceso a El Corcovo. «Recibimos promesas que nunca se cumplen y hay familias que de verdad tienen hambre, no podemos seguir esperando», señalaron.
La semana pasada habían plantado piquetes en Colonia Chica y Casa de Piedra, pero fueron desalojados por el Grupo Especial de la policía provincial y detenidos. Los trabajadores enfocan sus medidas hacia «todas las empresas», salvo aquellas que en anteriores cortes respondieron generando puestos de trabajo.