Inicio La Pampa "Estamos en el límite extremo"

«Estamos en el límite extremo»

CRISIS HIDRICA: CASA DE PIEDRA POR DEBAJO DE SU NIVEL HISTORICO

El secretario de Recursos Hídricos, Javier Schlegel, advirtió que el Embalse de Casa de Piedra se encuentra por debajo de su nivel histórico y que, a causa de la crisis hídrica, actualmente el dique está erogando un caudal de 15 metros cúbicos por segundo. «Es el límite inferior extremo, no podemos erogar más por una cuestión ambiental», alertó al respecto el funcionario.
La cuenca del río Colorado atraviesa un momento crítico: producto del impacto del cambio climático su caudal se ha reducido considerablemente en los últimos años y, para peor, diversos estudios científicos aseguraron que la situación se agravará en el futuro.
En la provincia de La Pampa esta realidad ya se hace sentir. Así lo afirmó el secretario de Recursos Hídricos, Javier Schlegel, en diálogo con Radio Noticias, donde reveló que el Embalse de Casa de Piedra opera hoy cerca límite ambiental. «Actualmente se está erogando 15 metros cúbicos por segundo. Este es el límite inferior extremo, no podemos erogar menos por una cuestión ambiental», alertó el funcionario.
En este sentido, Schlegel explicó que «es un poco más del 10% del módulo -promedio de caudal- del río, que es de 140 metros cúbicos por segundo. Si bajamos de esa magnitud también se nos complica la obra de toma del acueducto del Colorado en Pichi Mahuida».

Debajo del nivel.
Hoy, en Buta Ranquil, en Neuquén, que es donde se toma el caudal históricamente, el escurrimiento es de 54 metros cúbicos por segundo, mientras que en un año normal es de 90 metros cúbicos por segundo. «Es decir, tenemos casi la mitad de un caudal normal, esto hace que eroguemos en Casa de Piedra menos de lo que se erogaba en años como en 2007 o 2010», graficó el funcionario.
Sobre el estado del Embalse de Casa de Piedra, Schlegel precisó que la cota ronda en los 274 metros sobre el nivel del mar, cuando el promedio histórico del dique ha sido de 280 metros. «Estamos seis metros por debajo de lo que se podría considerar un nivel típico del embalse», alertó.
-¿Esto está siendo causada por el cambio climático o hay una «mano humana» en el medio?
-No hay intervención humana. Recordemos que el Colorado es un río de origen nival, entonces lo tenemos con mayor caudal durante el verano. Pero, el Colorado últimamente se viene manteniendo debido a lluvias intensas que se registraron en la cuenca que eso ha hecho que el caudal no sea más crítico de lo que tenemos.
Sin embargo, el funcionario remarcó que las precipitaciones son «esporádicas» y «excepcionales», por lo cual cuando dejen de registrarse es probable que el escurrimiento del río baje notablemente con el pasar del tiempo si las nevadas no vuelven a los valores históricos de hace más de una década. Esta situación también se agravaría notablemente de confirmarse la construcción de la presa Portezuelo del Viento sobre el río Grande, principal afluente del Colorado.

«Debería preocupar».
Sin embargo, la crisis hídrica no solo golpea a la cuenca del Colorado, sino también a la del río Negro cuyo afluente también está bajando y se encuentra por debajo de los niveles históricos. «Es un río que llega a los 930 metros cúbicos por segundo en promedio y hoy esta en 670 o 700, con lo cual vemos que es un fenómeno que se cumple en el sur de toda la Argentina», explicó el funcionario provincial, quien reiteró: «Se viene viendo una baja generalizada».
Según advirtió Schlegel, la situación, que hoy ya es grave, pareciera ser que no mejorará durante lo que resta de este 2019 y para comienzos del próximo año. «Podríamos decir que estamos en una época extremadamente seca, vamos por el año 10, 11, pero la verdad que la situación no se revierte», señaló.
En este sentido, el funcionario remarcó que la crisis hídrica que viven las cuencas del sur del país «es un tema que debería preocupar a la sociedad pero sobre todo a los técnicos y especialistas» en la materia y tomó como ejemplo lo sucedido con la cuestionada obra de la presa de Portezuelo del Viento.
«Cuando se hizo el estudio de impacto ambiental no se tuvo en cuenta el cambio climático. Se tomó un estudio hecho en la década del ’70, en donde el caudal era mayor y para colmo no se toma en cuenta lo que es el cambio climático, donde el impacto de este no está hoy trabajado en la presa», apuntó Schlegel.
«Esa presa, que va a tener la mitad de agua de Casa de Piedra, que es de envergadura, no va a tener el caudal para siquiera llenarla, si nos mantenemos como venimos en los últimos años», sostuvo el funcionario provincial, a la vez que recordó que también Mendoza pretende desviar parte del cauce del río Grande para alimentar a la cuenca del Atuel.

Diputados del PJ rechazan convenio
Los diputados provinciales del PJ firmaron un proyecto de resolución para expresar «el más enérgico repudio» a la decisión del gobierno nacional de otorgar millones de dólares a la provincia de Mendoza para financiar la obra hidroeléctrica Portezuelo del Viento, que según el gobierno de La Pampa, afectará el caudal y la calidad del río Colorado.
Afirmaron que la obra es «fuertemente cuestionada por La Pampa» por «su afectación ambiental a la cuenca del río Colorado» y propusieron «respaldar» las acciones judiciales que lleve a cabo el gobierno pampeano, tendientes a impedir la construcción de la represa sin acordar con nuestra provincia».
«Rechazamos repudiar enérgicamente esta actitud irresponsable y temeraria del gobierno nacional, apoyando las acciones administrativas y legales que lleve adelante nuestra provincia», aseguró Espartaco Marín, jefe del bloque PJ y autor de la iniciativa que ingresó por Mesa de Entradas de la Legislatura el pasado 19 de junio.

El acuerdo.
El 13 de junio pasado, el gobernador mendocino Alfredo Cornejo firmó en Buenos Aires el convenio con el gobierno nacional por el que Mendoza recibirá 1.023 millones de dólares para licitar la construcción de la represa Portezuelo del Viento. Esta operatoria emitirá la emisión de bonos, que Mendoza cobrará en 5 años, y le permitirá financiar la obra.
A la licitación no la hará Nación sino la propia provincia vecina. Además, según lo expresado por Cornejo y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, la energía que genere la futura represa quedará en manos de Mendoza.
El acuerdo, rechazado por las autoridades pampeanas, será debatido en comisión y luego en el recinto de la Legislatura, en medio de la disputa por las elecciones nacionales de agosto y octubre, dejando en claro los cuestionamientos de La Pampa contra Nación por su favoritismo con Mendoza.

Judicializado.
«Esta situación es muy preocupante para nuestra provincia ya que la construcción de Portezuelo con el manejo del llenado y la operación de la presa por parte de Mendoza, pone en peligro el libre escurrimiento del río Colorado y consecuentemente sus múltiples aprovechamientos», afirmaron desde el PJ.
Otro aspecto a tener en cuenta, siguieron, es que «el impacto ambiental que producirá la obra en la totalidad de la cuenca, no está clarificado convenientemente, según lo reclamado por la Provincia en la última reunión del Comité Ejecutivo del Coirco, donde rechazó de plano el Estudio de Impacto Ambiental presentado por Mendoza».
«Además, en esa oportunidad el gobernador Carlos Verna solicitó el laudo del presidente (Mauricio Macri) para dirimir este diferendo como lo indica el Estatuto de Coirco. Para hacer valer sus derechos como condómina del río Colorado, cuando Mendoza resuelva el llamado a licitación, La Pampa lo va a impugnar judicialmente, ya que tiene la claridad jurídica y la responsabilidad política para que esto se detenga», finalizaron.