Inicio La Pampa "Estamos habilitados para trabajar"

«Estamos habilitados para trabajar»

DENUNCIA CONTRA UN LOCAL SANTARROSEÑO

Un vecino de Santa Rosa se comunicó con esta redacción para denunciar que el pasado viernes a 1 de la madrugada se encontraba «un boliche funcionando en cuarentena en la calle Pellegrini». Asimismo, indicó que «un ciudadano hizo la denuncia a la Seccional Tercera, quienes se apersonaron y constataron el hecho, labrando el acta de infracción al dueño del lugar». Añadió que allí «había más de cincuenta personas sin barbijo».
Por su parte, el dueño del local -actualmente habilitado como bar-, Alejando Zingaretti, le dijo a LA ARENA que «el viernes a la mañana me enteré que había un video circulando en redes sociales, y que un medio digital había levantado la noticia de que estábamos trabajando fuera del horario permitido».
«Automáticamente llamé a mi socio para preguntarle qué había pasado, y me dijo que una persona se había acercado al local filmando, que también había venido la policía, pero que no era la hora que el señor decía que era. La policía le tomó los datos al denunciante y a mi socio, y creímos que se había terminado todo ahí, pero no fue así», dijo.

Controles.
Además, Zingaretti señaló que «desde el municipio se comunicaron con nosotros, nos dijeron que sabían que la denuncia era mentira, porque ellos pasan todas las noches controlando, y creo que también les pega a ellos que son los encargados justamente de estos controles».
«Nosotros revisamos el circuito cerrado de cámaras del local, que marca claramente que esta persona está mintiendo en su video, porque muestra un reloj que dice que es la una de la mañana y muestra un auto negro estacionado en la puerta. En las cámaras del negocio vemos que a las 12.50 el auto se va, e incluso el conductor tiene un cruce de palabras con el señor, porque lo estaba filmando», aseguró.
En esa línea, el empresario dijo que «después de ese entredicho fue que llegó la policía, hablaron con mi socio, y les dijo que estábamos habilitados para funcionar como bar. Ya habíamos recibido algunos llamados en la policía, pero que no pasaron de ahí, porque estamos habilitados para trabajar, y creemos que pueden ser de esta misma persona, pero no sabemos por qué. Pero parece que se está tornando en algo personal, y no sabemos qué es lo que busca».

«Queremos trabajar».
«Nosotros no queremos entrar en una polémica con nadie, lo único que queremos es trabajar. Tuvimos el negocio cerrado cinco meses, y ahora con esta posibilidad de reconvertirnos, podemos hacerlo. El hombre dijo en el video que todos los autos que estaban en la cuadra estaban en el local, cuando hay dos edificios a los costados de negocio, y muchos autos eran de los vecinos», señaló.
Y añadió que «dice que había 50 personas en el lugar, cuando en realidad esa noche asistieron 35, pero de igual manera, estamos habilitados para 70 personas. Si estaban sin tapabocas las personas, seguramente es porque estaban en su mesa, respetando las distancias, como indica el protocolo».
Finalmente, indicó que «lo preocupante de esto es que nos ensucia no solo a nosotros, sino también al personal municipal y de Salud de la provincia, que van siempre a controlar. Nosotros solamente estamos queriendo trabajar, y hacemos todo acorde a lo que indican los protocolos y las habilitaciones».

«Nos tuvimos que reinventar»
Zingaretti aseguró que «después de cinco meses cerrados, gracias a la Cámara de Comercio, a la Municipalidad, y a los gastronómicos que se organizaron y le buscaron la vuelta, hoy estamos funcionando». Y añadió que «con los protocolos adecuados, con menos gente, porque sabemos que los boliches no van a volver, nos tuvimos que reinventar para volver a trabajar después de cinco meses. Compramos mesas, sillas, armamos la cocina, y además pudimos darle trabajo a la gente, entonces no entiendo qué es lo que le molesta a esta persona».