“Están estafando al usuario”

VERIFICADORAS VEHICULARES MOVILES

El titular de la Comisión Nacional de Regulación de Transporte, delegación La Pampa, Pedro Pisandelli, sentó su posición respecto a la denuncia pública efectuada por el propietario de la Planta Verificadora de Vehículos de General Pico, Pedro Mangas, contra la verificadora móvil de vehículos “Cataret”, instalada días atrás en la localidad de Adolfo Van Praet; y sostuvo que el ente encargado de habilitar y reglamentar las revisiones técnicas obligatorias no permite verificadoras móviles.
“No están cumpliendo con lo que establece la normativa”, dijo. “Están estafando al usurario”, aseguró el funcionario.
Pisandelli habló ayer con el Aire de la Mañana (Radio Noticias 99.5) adonde le consultaron sobre la presencia de la verificadora móvil en diversas localidades del norte pampeano.
En este sentido el titular de la CNRT en la provincia dijo que su repartición se enteró a través de la denuncia que hizo Mangas y dijo que “la verdad es una situación bastante preocupante porque no estarían cumpliendo con lo que establece la normativa y sería una empresa de Córdoba la que estaría viniendo a hacer estos procedimientos. Lo que vemos no es legítimo. Habría que hacer la denuncia correspondiente y ver de qué se trata”, sostuvo.
El representante de la Comisión mencionó que “están haciendo verificaciones técnicas vehiculares móviles, lo cual esto no estaría permitido” y aseguró que la Consultora Ejecutiva Nacional de Transporte (CENT), que es el ente encargado de reglamentar y habilitar la Revisión Técnica Obligatoria (RTO) “no habilita las verificaciones móviles. Es algo grave, una falta importante y en sí están estafando al usuario y complicando a los talleres que están con la reglamentación pertinente”.

Irrumpen con la ley.
Si bien Pisandelli destacó que la CNRT no incide como organismo en la investigación de estas situaciones, no dudó en mencionar y aclarar que “es importante hacer la denuncia”. “Acá hay alguien que está permitiendo que se hagan estas verificaciones y ningún intendente puede permitir el ingreso de estas personas a hacerlas”, sostuvo y pidió además a los Concejos Deliberantes de cada localidad (y a los jefes comunales) “que no aprueben estas medidas y ante cualquier duda llamen y consulten para evitar algún problema mayor. Estas verificaciones, si son truchas cien por ciento, como se está hablando, están irrumpiendo con la ley. La gente verifica con tranquilidad y está siendo estafada”.
“Los talleres deben tener ciertas medidas que son las que se les exigen y que permitan que estos autos o camiones estén controlados como corresponda”, indicó el entrevistado.
Consultado sobre los porqué del arribo de la verificadora móvil cordobesa dijo que “puede ser negligencia o -como decía la denuncia- que haya alguien que esté lucrando con esto… no creo que una empresa baje a un municipio porque sí. Se puede llegar a presumir de algún tipo de retorno o beneficio que tenga la municipalidad donde se llevan a cabo estas verificaciones. La denuncia que hizo el propietario de la Planta de General Pico fue muy importante”, deslizó.

Piden más plantas.
Hay dos plantas verificadoras de vehículos en la provincia, una está en General Pico (su propietario fue quien impulsó la denuncia pública días atrás), mientras que la restante está en Santa Rosa. En este sentido, Pisandelli aseguró que “hay bastantes pedidos concretos de diferentes lugares que quieren se abran más plantas verificadores, pero por el momento son estas dos las que están en funcionamiento”. “Veo a este planteo muy positivo y lo veo necesario. Son tareas que se van a notando para lograr estos cambios que la sociedad pide”, concluyó finalmente.