Inicio La Pampa Estatización de colectivos: Di Nápoli urge al CD

Estatización de colectivos: Di Nápoli urge al CD

HOY PRESENTAN PROYECTO

El intendente de Santa Rosa, Luciano di Nápoli, anticipó que hoy ingresará el proyecto de ordenanza que modifica el objeto social del Ente Municipal de Higiene y Salubridad Urbana (Emhsu), donde se creará la gerencia que tendrá a cargo el servicio de transporte urbano de pasajeros. «Necesitamos premura en el tratamiento», afirmó.
Di Nápoli fue entrevistado en Radio Noticias tras la firma del acuerdo de rescisión del contrato con Autobuses Santa Fe, que se extendía hasta 2023. Al respecto, reveló que hoy ingresará el proyecto de ordenanza que brindará el marco jurídico para que la Municipalidad comience a hacerse cargo del servicio a partir del 1 de junio. «Estamos enviando, entiendo que mañana (por hoy), el proyecto de ordenanza para que se analice», reveló.
«Hay sesión el jueves, entiendo que lo van a girar a comisión», explicó y resaltó: «Necesitamos premura en el tratamiento de este proyecto, porque una vez que lo aprueben tenemos que darle ingreso a todos los trabajadores al ente municipal nuevo que se estaría modificando, que va a ser en el marco del Emhsu».
Con respecto al acuerdo alcanzado con Autobuses Santa Fe, que se concretó con la firma en el Puesto Caminero ubicado en cercanías a Bernardo Larroudé, destacó que «fue un día importante», en el marco de «la decisión que ya habíamos tomado y que tenía que ver con municipalizar el servicio de transporte público».

Preservar intereses.
Con respecto a los términos de la negociación, explicó que la intención fue «preservar los intereses de la municipalidad, como lo veníamos manifestando» y que para finalizar el contrato «había dos caminos». Uno de ellos era «rescindirlo unilateralmente, que motivos no faltaban pero cada vez que hay una rescisión unilateral después vienen las consecuencias jurídicas».
Por estos motivos, se tomó la segunda opción, que consistía en sentarse a negociar con Autobuses Santa Fe, «tarea que no fue sencilla ni fácil, pero llegó a buen destino».
De esta manera, ambas partes firmaron dos convenios. «Uno tiene que ver con la prórroga un mes más del servicio a cargo de la empresa y de hacerse cargo de los trabajadores hasta el fin de mes de mayo, para que la Municipalidad pueda empezar a prestar el servicio a partir del 1 de junio».
El segundo establecía «la rescisión consensuada por las partes de la terminación del contrato de la empresa concesionaria y el alquiler simbólico, que no implica erogaciones para la Municipalidad, de una flota de 19 colectivos y una combi que la empresa deja, por el plazo de un año, en la ciudad para que podamos comenzar a prestar el servicio. A partir de allí empezar a ver cómo hacemos el sistema de capitalización propio de nuestro ente municipal».

«Un gran negocio».
El intendente precisó que el alquiler «fue a cambio de una deuda de tasas que la empresa tiene con la Municipalidad», que es de aproximadamente 50 mil pesos. En relación a este punto en particular, Di Nápoli comentó que «la empresa tiene una deuda grande con la Municipalidad, entre tasas y multas que se le fueron haciendo todo este tiempo»
«Una parte de esas multas fueron intimadas y fueron verificadas. Recordemos que esta empresa está concursada en la provincia de Santa Fe, de donde es originaria, lo que complicaba aún más las cosas. En el concurso de Santa Fe la Municipalidad de Santa Rosa había verificado en la gestión anterior algunas deudas de tasas», amplió.
En ese sentido, aclaró que el cobro de todo lo que está judicializado «sigue vigente. El resto de las multas que se han hecho en este período, y en el último de la gestión anterior, también siguen vigentes por la línea administrativa».
De esta manera, sostuvo que «lo único que quedaba era una deuda de tasas, que era muy poca cantidad de dinero. Por eso es simbólico, estamos alquilando 20 unidades por el plazo de un año por 50 mil pesos».
«Para el municipio fue un gran negocio, sobre todo poder empezar a tomar los destinos de un servicio que es fundamental para la ciudad. Además, representa una tranquilidad para los trabajadores y trabajadoras de la empresa, porque si esta empresa decidía no seguir prestando el servicio en Santa Rosa iban a quedar en la calle», remarcó.

«Lo vemos con muy buenos ojos»
El secretario adjunto de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), José Álvarez, afirmó que el gremio de los choferes ve «con muy buenos ojos» la firma del acuerdo de rescisión firmado entre la Municipalidad de Santa Rosa y Autobuses Santa Fe, en el marco de la municipalización del servicio de transporte local.
En ese sentido, espera que con esta medida se termine «la pelea de todos los meses por el tema del cobro del salario, y para realmente brindar un servicio como corresponde. Autobuses no lo estaba realizando, ni en estos momentos ni nunca».
«Tenemos muy buen contacto con la municipalidad, saben que vamos a apoyar y que vamos a dar los puntos de vista, más que nada son los conductores los que saben dónde sube más gente o por dónde se puede pasar. Vamos a colaborar en todo lo que sea necesario», destacó en diálogo con Radio Noticias.
Consultado por la cantidad de colectivos que dejará la empresa en la ciudad, indicó que el número, en contexto de pandemia, alcanza para la prestación del servicio. Sin embargo, si estuviera normalizado, junto con el sistema escolar, «habría que reestructurar algunas líneas, donde sabemos que están pasando de gusto el colectivo o tenemos líneas donde a dos cuadras pasa otra».
«Creería que con esta cantidad de micros, reestructurando líneas van a andar bien», enfatizó.
Por otro lado, confesó que desde «la empresa no comunicaron nada» y que tienen temor por el cobro del último sueldo que deberá pagar Autobuses Santa Fe. «Nosotros tenemos miedo al salario de mayo, que vamos a cobrar en junio. Si acá teníamos que parar para cobrar, imagínense ahora que se van… Ese es nuestro miedo», concluyó.