Inicio La Pampa "Este año va a ser más duro que 2020"

«Este año va a ser más duro que 2020»

GRACIELA BEJAR, LA PRIMERA MUJER QUE PRESIDE LA CAMARA DE COMERCIO

La presidenta de la Cámara de Comercio, Industria y Producción de La Pampa, Graciela Bejar, dijo ayer que este año será peor que 2020 para el sector comercial. Lo hizo al analizar la actualidad del sector en cuanto a los cierres de comercios y la pérdida de fuentes de empleo. La apreciación de la primera mujer que ocupa la presidencia de la tradicional entidad de la capital pampeana es alarmante teniendo en cuenta la crisis que atravesó el sector el año pasado y la calidad de primer generador de empleo privado que tiene el comercio.
Bejar estuvo ayer en los estudios de CPEtv, donde grabó su participación en el programa La Parte y el Todo, que se emitirá esta noche en el canal 2 cooperativo. La charla se registró el día siguiente al del anuncio del gobernador Sergio Ziliotto de nuevas restricciones de circulación y de funcionamiento de las actividades económicas para intentar bajar la curva de contagios en la provincia.
«Antes de esta restricción estábamos trabajando con los gastronómicos, en hacer nuevas propuestas. Ellos pudieron evolucionar, el tema de los decks fue una posibilidad para que pudieran sacar esas mesas a la calle y ampliar el público. Ahora estábamos trabajando en la posibilidad de hacer algún tipo de cerramiento para que esos decks también se puedan utilizar en invierno», explicó.
La palabra cerramiento no se lleva bien con la salud en tiempos de pandemia, razón por la cual el trabajo de la Cámara será arduo. «Tenemos que presentar la idea, el proyecto y después el protocolo… Es todo trabajo», sostuvo Bejar.
-¿Qué información tiene sobre los cierres de comercios y la pérdida de puestos de trabajo?
-En este momento no tenemos claro el número y creemos que este año va a ser más duro que el año pasado.
-¿Y qué rubros son los más débiles?
-En este momento el rubro de indumentaria, que es fuerte, también está complicado porque es como una cadena. Sus clientes muchos de ellos empleados públicos o gente que salía, que iba a los restaurantes a los eventos y todo eso ya no está.
-La venta de indumentaria estaba conectada con una vida social que hoy está cortada.
-Exacto. Es una cadena y ese rubro está complicado.

Ventas online.
Durante la charla televisiva, le recordaron a Bejar la intención que tuvo en su momento la Cacip de desarrollar una plataforma de venta online similar a Mercado Libre, pero destinada al comercio local. «Estábamos trabajando en una plataforma, lo hicimos mucho durante la pandemia, ante todas las restricciones impuestas, entonces lo que hicimos fue ponerla a disposición de la Municipalidad de Santa Rosa para que se hiciera Compre Santa Rosa. Eso funcionó, pero después, al comenzar el comercio físico, la gente volvió a lo presencial. No tenemos mucho ejercicio de pensar que ese es otro mostrador, que es otro punto de venta y a veces no le damos toda la importancia que requiere», argumentó.
Bejar aclaró que se sigue la venta online pero no con la intensidad que requiere. «Desde CAME también hay una plataforma parecida a Mercado Libre, que tiene menos costos. El tema de Mercado Libre nos sobrepasa, por más que uno trate, porque la intención es fomentar el comercio local y que los clientes se vinculen con los comercios locales, pero esa plataforma es muy fuerte», afirmó.
-Muchas veces algunos precios que hay en el comercio local no ayudan.
-Cuando comparás entre el costo del envío y qué se yo, no hay tanta diferencia.
-¿Cómo evalúan estos primeros días de horario corrido?
-La verdad que estamos contentos con eso. Hemos hecho una encuesta el año pasado, hicimos otra este año y lo cierto es que la mayoría, no la totalidad, está de acuerdo. Siempre hay personas a las que no les gusta o no les conviene, pero esto no es una imposición de la Cámara, sino una apuesta.
-¿El hecho de no ir y venir dos veces por día al comercio implica un ahorro?
-Las distancias ya no son cortas, como en otro momento, entonces uno simplifica las idas y venidas. Y después tenemos el resto de la tarde libre o disponible para otras actividades.
En cuanto a lo económico, además hacemos reducción de gastos de energía y de transporte, tanto para el dueño, el titular o el empleado, para todo el mundo. El tema es que también nos han acompañado las empresas de electrodomésticos y el gremio mercantil, que hizo su propia encuesta y también tiene mayoría de votos favorables. Además, los bancos, a partir de la semana que viene, van a modificar sus horarios, que serán de 9 a 14.
-Es un cambio cultural también porque implica abandonar esto de la siesta y en todo caso dejarla para el fin de semana.
-La idea es que la gente pueda venir a comprar a la hora de la siesta, al solcito, sobre todo por el frío y por la situación epidemiológica. Esto solo lo plantemos para el otoño y el invierno. Es decir, lo mantendremos hasta el mes de agosto. No está pensado para el verano, cuando el calor es muy intenso. Ahora hicimos un mapa interactivo y se ven muchos comercios con horario corrido. De hecho muchos ya lo hacían aun antes de nuestra propuesta, como los corralones. También había estudios contables, escribanías e inmobiliarias que funcionaban con ese horario. Tenemos que captar a los clientes que vienen de otras localidades, para que puedan aprovechar estas horas también. Ya naturalmente a partir de las 18 no circula mucha gente durante el invierno.

Venta ilegal en showrooms.
Bejar se mostró preocupada por la venta ilegal de artículos de comercio en los domicilios particulares. «Nos preocupa porque muchas personas que tuvieron local, lo cerraron y ahora venden de otra manera. Es una competencia desleal para el comercio instalado y una merma en la recaudación del Estado», planteó. La titular de la Cámara de Comercio aseguró dijo que el fenomeno se vio con más claridad desde la llegada de la pandemia de coronavirus.