Inicio La Pampa "Esto viene a cambiar la historia"

«Esto viene a cambiar la historia»

APOYO A DOLORES ETCHEVEHERE CON EL "PROYECTO ARTIGAS"

La referente del «Proyecto Artigas», Eve Kloster, dijo que se encuentran «muy bien» en la estancia Casa Nueva, junto con cien compañeros, en apoyo a la causa de Dolores Etchevehere. A raíz de la denuncia de la única hija mujer de la familia que afirma que fue excluida de la herencia, los integrantes de este movimiento están en la estancia desde el jueves 15 de octubre.
En diálogo con Radio Noticias, Kloster contó que se encuentran en el campo «junto a Dolores trabajando, cultivando, que es lo que venimos a hacer».
«Estamos poniendo en marcha el ‘Proyecto Artigas’ desde el jueves pasado que hemos entrado a la casa de Dolores, quien es la legítima dueña de este espacio», afirmó.
Asimismo, Kloster explicó que cien compañeros están en la organización, producción y construcción de este proyecto que persigue la agroecología y la soberanía alimentaria. Durante la entrevista con Radio Noticias, explicó que acordaron con Dolores Etchevehere que un 40% de su herencia sea destinada a la construcción del «Proyecto Artigas». En este sentido aclaró que «todavía no tenemos un número concreto (de hectáreas), porque todo está avanzando en la causa judicial, y hasta que este proceso no culmine, no vamos a tener la certeza de cuánto será. Por lo pronto ya arrancamos, a cultivar el primer módulo agroecológico».
La referente afirmó que hasta el momento han comenzado a preparar una huerta, que tiene como objetivo conocer las condiciones en las que se encuentra el suelo de la estancia. Asimismo, afirmó que están trabajando con herramientas de mano, debido a que no le permitieron ingresar otros elementos. «Esto tiene que ver con las presiones que están haciendo los chacareros en la puerta de la entrada a la estancia, ponen los tractores quienes tiene el capital para producir, y nosotros no podemos avanzar en el proyecto porque no podemos realizar el ingreso de maquinaria», agregó.

Evidencias.
Kloster recordó que el «Proyecto Artigas» surgió cuando Dolores se vinculó con Juan Grabois, responsable de la defensa de la única hija mujer de la tradicional familia entrerriana. «Él es quien encabeza el equipo de abogados junto a Facundo Taboada, y a partir de allí, se ponen en construcción del proceso y comenzamos a armar el Proyecto Artigas. Dolores comenta esto y empieza a presentar todas las evidencias necesarias que muestran lo que hoy estamos diciendo, y lo que la justicia ayer definió, que no puede haber desalojo ni ninguna autorización de que nos saquen de aquí, que a Dolores la saquen de esta casa, no hay nada que diga que ella no es propietaria y que la sacan de este lugar».

Falsos argumentos.
Ante los dichos de medios que relataron un ingreso violento al predio, Kloster explicó que esos argumentos son falsos. «Ese argumento erróneo se cae, desde el mismo momento en el que nosotros comenzamos a publicar los videos de ingreso a la estancia. Lo que pueden ver es la forma muy pacífica en la que lo hicimos, como siempre, porque nosotros no actuamos de otra manera que no sea esa forma», explicó. En este sentido, agregó que el fiscal a cargo de la causa tiene conocimiento que lo único que tenían en sus manos eran sus cámaras con las que registraron el ingreso.
En este mismo sentido, también hizo alusión a las publicaciones porteñas que contaron que los trabajadores de las estancias se sintieron amenazados con su presencia y aclaró que «no es así, nosotras y nosotros nos encontramos con una situación bastante preocupante, porque los trabajadores y las trabajadoras de este establecimiento estaban en muy malas condiciones de trabajo, con salarios muy bajos, con condiciones precarísimas, casi de esclavitud». Asimismo, agregó que «todo esto a nosotros no nos sorprende, porque ya sabemos como se maneja Luis Miguel Etchevehere, y como ha adquirido todas estas riquezas o todo lo que tiene, de qué manera».

Camionetas y tractores.
Con respecto a la presencia de productores en el ingreso de la estancia, la referente explicó que se vieron sorprendidos por los pequeños productores que se encontraban en la concentración de camionetas y tractores. «Nos sorprende que algunos pequeños productores agrarios se hayan sumado a eso. Entendemos y nos solidarizamos con ellos, que también fueron estafados por Luis Miguel Etchevehere, por los Etchevehere corruptos y por los que participaron el día miércoles de esa movilización o fueron arrastrados a esa movilización», destacó. En relación a estas amenazas, Kloster afirmó que «acá nosotros miedo no tenemos y Dolores tampoco tiene miedo».
«Dolores viene a cambiar un poco la historia, a mostrar que en las familias tradicionales las mujeres podemos ocupar algunos lugares, y que podemos hacernos cargo de los negocios», concluyó.

Mujeres en Lucha.
El Movimiento de Mujeres Agropecuarias en Lucha hizo público ayer su apoyo a la lucha de Dolores Etchevehere y al «Proyecto Artigas» de Entre Ríos. Las fundadoras Lucy de Cornelis y Ana Galmarini, junto a otras integrantes de la agrupación, repudiaron la violencia ejercida y solicitaron que «se mantenga constante protección y acciones para hacer deponer estas actitudes que ponen en peligro a quienes se encuentran en la Estancia Casa Nueva». En consonancia con la denuncia de Dolores Etchevehere, quieren que caiga todo el peso de la ley sobre los responsables de la violencia que se ejerció en el lugar.
Además, desde la organización expresaron el fuerte apoyo al proyecto agroecológico propuesto por Etchevehere y las organizaciones que la acompañan. Destacaron que se trata de «un modelo que se opone a la lógica del lucro, la explotación de lxs trabajadorxs, la concentración de la tierra, el negocio de los fuegos intencionales que asolan diversas partes del país y el envenenamiento de poblaciones enteras mediante el uso de agrotóxicos, entre tantos otros problemas».
«Apoyamos el Proyecto Artigas porque propone un cambio en la manera de vincularse con la tierra, que apunta al cuidado de la salud humana, el ambiente, y la biodiversidad. Este modelo agroecológico y comunitario, que protege la soberanía alimentaria y devuelve a miles de chacarerxs la posibilidad de trabajar, que cuida a quienes producen, y también a quienes se alimentan con el fruto de ese trabajo, es la extensión de lo que el Movimiento de Mujeres Agropecuarias en Lucha proponía hace 25 años atrás, cuando se enfrentó a las mafias y poderes de turno, que no difieren de las actuales», señalaron finalmente.