Inicio La Pampa La salud de "Pedrito" Heguy: "estoy perfecto, falta una más"

La salud de «Pedrito» Heguy: «estoy perfecto, falta una más»

LA RECUPERACION DE "PEDRITO" HEGUY

A poco más de cuatro meses de aquél viernes 5 de febrero en el que Pedro Heguy sufrió una fuerte caída mientras jugaba al polo que lo obligó a permanecer varias semanas en estado crítico, su papá, Eduardo Heguy, publicó un video del niño ya en su casa. «Estoy perfecto, solo falta una operación», dijo.
«Muchas gracias, ya estoy perfecto, gracias a todos los que rezaron por mí. Estoy perfecto, solo falta una operación que es la del hueso», contó ‘Pedrito’ en el video que posteó su padre a través de las redes sociales, donde habitualmente solía dar a conocer el estado de su hijo.
El chico permaneció varias semanas en estado crítico luego que el pasado viernes 5 de febrero sufrió una peligrosísima caída mientras jugaba al polo. Según especialistas en el deporte, fue «una de las más peligrosas» ya que el jinete no pudo desprenderse de los estribos y caer lejos del caballo, sino que impactó en el piso con una fuerza graficada como un «latigazo».
Inmediatamente después de la grave caída fue llevado al Hospital de General Pico, luego trasladado al hospital Lucio Molas de Santa Rosa y después de una operación cerebral para descomprimir la presión producto de las fracturas óseas en la base craneal; fue trasladado en un avión sanitario al Hospital Austral del partido bonaerense de Pilar.
Más tarde pasó una segunda etapa de la recuperación y rehabilitación en el hospital Fleni de la localidad de Escobar.

«Falta una operación».
En el video que publicó la familia Heguy, oriunda de Intendente Alvear, el niño expresó: «estoy perfecto» aunque todavía falta «una operación más, que es la del hueso», mientras se señala el lateral derecho de la cabeza. Es que de acuerdo a la información publicada en el diario La Nación, en dos o tres semanas se le colocará una prótesis plástica en el sector.
Se trata de la parte final en términos quirúrgicos del proceso de recuperación. La buena noticia trajo alivio en la reconocida familia pampeana que se mantuvo en vilo durante los cuatro meses en los que el niño de casi 12 años permaneció internado y sometido a un riguroso tratamiento médico.