Inicio La Pampa Estremecedor relato de un brutal asesinato

Estremecedor relato de un brutal asesinato

ODONTOLOGO PIQUENSE

En el comienzo del juicio oral por el homicidio del odontólogo Samuel Prodolliet, declaró su esposa, Marcela Andrea Masmas, y dio detalles estremecedores de cómo fue el ataque que acabó con la vida de su marido. Los dos imputados, a quienes les podría caber una pena de prisión perpetua, optaron por no declarar en la primera de las seis audiencias que durará el juicio.

En el Palacio Judicial de esta ciudad se realizó la primera audiencia del juicio oral y público por el crimen de Prodolliet, perpetrado durante la madrugada del 14 de marzo del año pasado. La víctima fue asesinada en su domicilio, cuando descansaba junto a su familia.
Por el hecho, llegaron acusados del crimen, Emanuel Alexis Velázquez, un trabajador rural, de 31 años de edad; Claudio Ezequiel Lara, un albañil, de 30 años.

En la primera parte del juicio, los fiscales Verónica Campo y Guillermo Komarofky presentaron los alegatos de apertura y acusaron a los imputados del cargo de homicidio criminis causa, y de manera alternativa, de homicidio en ocasión de robo. La primera de las figuras, prevé una pena de prisión perpetua.

Los imputados están acusados de haber ingresado a la vivienda del odontólogo, durante la madrugada del 14 de marzo de 2020. Una vez en el interior de la vivienda, se dirigieron a la habitación donde estaban durmiendo Prodolliet y su esposa y se trenzaron en lucha con el odontólogo. Luego, uno de ellos llevó a la hija del damnificado hasta la habitación de sus padres y la tiró sobre la cama.

La Fiscalía sostuvo que Velázquez y Lara le dieron siete puñaladas a Prodolliet y huyeron del lugar. Durante la fuga, descartaron el teléfono de la víctima, de su esposa, y uno de los cuchillos con el cual ultimaron al profesional. En ese trayecto fueron filmados por una cámara de un comercio.

Declaración.
El juicio lo coordina un Tribunal colegiado que integran los jueces María José Gianinetto, Carlos Pellegrino y Marcelo Pagano. Además de los fiscales Campo y Komarosky, también intervienen los defensores públicos Alejandro Caram, por Velázquez; y Héctor Freigedo, por Lara. A su vez, como querellantes particulares -en representación de la esposa de la víctima, Marcela Andrea Masmas- interviene Néstor Mariano Sánchez.

Durante la jornada de ayer, los imputados se negaron a declarar, pero sí lo hizo la esposa del fallecido. Masmas, quien hizo un relato muy sentido y, entre lágrimas, dio detalles de la noche del ataque.

«Ese día estuve reunida con amigas en mi casa hasta las 2.30. El, se quedó cerrando la casa porque venía una tormenta y luego se acostó. De golpe sentí como que alguien hablaba en voz baja y veo a mi esposo forcejeando con una persona de estatura baja. Samuel no los dejaba entrar al dormitorio», dijo la mujer.

«Al más bajo (presuntamente Velázquez) lo tenía agarrado del cuello, mientras yo no paraba de gritar. La verdad que no atiné a hacer nada. Después apareció el más alto (supuestamente Lara). En un momento el más alto se fue y, de golpe, mi marido me mira y me pidió que llamara a la policía. ‘Marce, llamá a la policía’, me dijo con la voz baja y quebrada… Para mí, en ese momento, ya estaba herido. Fue justo cuando el alto trajo a mi hija», agregó.

Ataque.
La esposa del odontólogo asesinado, señaló que en determinado momento atinó a tomar el celular y uno de los intrusos se lo quitó. «Lo cierto fue que nos sacaron los dos teléfonos. Yo alcancé a agarrar a mi hija, mientras mi esposo seguía forcejeando con los dos. El más alto volvió a irse, entró corriendo, tiró a Samuel y cayó arriba suyo. El más bajo se quedó contra la pared. Con mi hija esperábamos que mi marido se levantara… pero no se levantó más».

En otro tramo del relato, dio más detalles de los momentos de angustia que vivió con su familia, y recordó que uno de los dos, empezó a exigirle que le entregara dinero.
También dio cuenta que en determinado momento pensó que iban a atacarla a ella, como lo habían hecho con su esposa, aunque en ese momento se dieron a la fuga.

«En ese momento no sabíamos dónde estaban y no nos animábamos a salir con mi hija. Empecé a llamar a mi vecino. Mi hija encontró su teléfono y llamó a la policía y a la ambulancia. Yo volví para estar con Samuel… Había mucha sangre. El me miraba y no podía hablar. En realidad, no habló más», contó.

Por último, Masmas dijo que el ataque duró «menos de 10 minutos», que los homicidas se llevaron los celulares y dinero en efectivo, que actuaron encapuchados, y a la consulta del juez Pagano, señaló que ambos apuñalaron a su esposo.

Durante la primera jornada también declararon algunos de los policías que fueron los primeros en llegar a la escena del crimen. En la audiencia de hoy, que comenzará a las 8.30, se hará la reproducción del testimonio que la hija del fallecido dio en Cámara Gesell.