Inicio La Pampa Estudian un subsidio a las familias que no puedan pagar las cuotas...

Estudian un subsidio a las familias que no puedan pagar las cuotas del IPAV

CUOTAS DEL IPAV

El objetivo no solo será el recupero del precio de las casas que entregue el organismo, sino un cambio en el sistema de información de los adjudicatarios, otras formas de cobranza y un subsidio temporal para familias vulnerables.
JUAN JOSE REYES
En la apertura ordinaria de sesiones de la Legislatura el 1º de marzo el Poder Ejecutivo Provincial dará a conocer una nueva modalidad de recupero del precio de las viviendas Fonavi y una serie de subsidios para familias que no puedan cubrir los valores de la cuota anual.
La idea no solo apunta al recupero del precio de las casas administradas por el Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda (IPAV) por cuotas impagas o no habitadas, sino modificaciones en el sistema de información de los que la habitan, otras formas de cobranza y un subsidio (diferimiento automático de las cuotas que venzan en el período donde se mantiene el beneficio) para todas aquellas familias en situación de vulnerabilidad con tarjetas alimentarias, jubilados y familias numerosas.
El gobierno provincial está a punto de lanzar un nuevo «Sistema de Gestión de Cuotas» para desarrollar un modelo de recupero de precio de las casas comprendidas dentro de la Ley Nacional 21581 que establece los lineamientos del Fondo Nacional de la Vivienda, asegurando «los principios rectores de la subsidiaridad y solidaridad».
La medida persigue el recupero de cuotas, la progresividad en cuanto a ingresos del grupo familiar, emisión, actualización mensual de los valores de venta, fijación de un subsidio y un sistema de amortización de cuotas sociales procurando el recupero de más cuotas con el propósito de generar mayor flujo de fondos que haga sustentable la demanda habitacional en la provincia (harán 1.000 casas y más soluciones habitacionales).
El monto estipulado de cuota en concepto de recupero será fijado anualmente tomando como referencia la variación del índice salarial a aplicarse en la cancelación del pago de 480 cuotas con interés mensual del 5% TNA sobre saldos.

Progresividad del ingreso.
El decreto que sancionará el nuevo régimen tendrá en cuenta el ingreso de todos los integrantes del grupo familiar a los fines de definir el subsidio del Estado provincial. Para ello se establecerán bandas de subsidios de acuerdo a los ingresos de las familias que tengan viviendas IPAV. Tales ingresos se obtendrán en forma mensual a través del cruzamiento automático de sistemas informáticos. Además habrá una actualización de los valores de venta de las viviendas y se recalcularán las cuotas y los respectivos subsidios.
El concepto de ingreso familiar designa a todos aquellos recursos con los que cuenta una familia, esto obviamente incluye al sueldo, salario, de todos aquellos miembros de la misma que trabajan y que por ello perciben un sueldo y todos esos otros ingresos que puede considerarse extras, tal es el caso de por ejemplo una «changa», el ingreso que se obtiene por un emprendimiento independiente que alguno de los integrantes de la familia lleva a cabo, o aquella suma de dinero que se percibe mensualmente en concepto de renta de alguna propiedad que se posee.
Vale recordar aquí que «a partir del segundo semestre del año anterior y para hacer frente a los desfasajes que genera la inflación, el PEP autorizó (Decreto 3629/19) que el aporte no reintegrable a aportar a las distintas localidades será establecido en la variable unidad de vivienda (UVIs) que se actualiza por el índice de la construcción que establece el Indec. A la fecha el monto correspondiente al aporte no reintegrable (17.200 UVIs) asciende a 760.800 pesos por casa con un valor de UVIs de $44,19 en el mes de febrero.

Intimaciones.
Por otro lado desde el IPAV se están realizando intimaciones a aquellas familias que no habitan en forma efectiva y permanente la vivienda y varias desadjudicaciones a herederos por falta de pago en las cuotas. Las últimas leyes aprobadas en la Legislatura el año pasado (Banco de Tierras y Emergencia Habitacional) que contaría a la fecha entre 1.200 a 1.300 lotes en Santa Rosa y General Pico y 350 en General Acha que son los tres puntos prioritarios de las leyes habitacionales, se verán reforzadas con más viviendas para adjudicar junto con el recupero de ellas en base a los nuevos sistemas de información que tendrá el IPAV para el recupero, la emisión, el subsidio y el efectivo cobro de las cuotas.

Subsidio.
La idea del gobierno -se reunieron el gobernador Sergio Ziliotto, y el titular del IPAV, Jorge Alberto Lezcano, el viernes pasado- es mantener dentro de un determinado marco a todos los grupos familiares con el fin de determinar los montos de los subsidios a cubrir, que por supuesto será más elevado en donde los ingresos de las familias provengan en forma exclusiva de jubilados, como así también cuando alguno de los integrantes tenga algún tipo de discapacidad, asimismo se considerará con un mayor asistencia a las familias numerosas.
Para los grupos familiares monoparentales en situación de vulnerabilidad asistidos mediante tarjetas alimentarias el diferimiento será automático de las cuotas que venzan en el período donde se mantiene el beneficio. Cuando aquél, por diversas circunstancias cese, se volverá a emitir cada mes la cuota correspondiente.
Todo apunta en primer lugar a apuntalar el compromiso del presidente Alberto Fernández al gobernador Sergio Ziliotto de recuperar para La Pampa el cupo anual de viviendas sociales junto a las dos últimas leyes aprobadas por la Legislatura (Banco de Tierras y Emergencia Habitacional) contando a la fecha entre 1.200 a 1.300 lotes en Santa Rosa y General Pico y 350 lotes en General Acha que son los tres puntos prioritarios de las leyes habitacionales.