Estudiantes pampeanos entre los mejores de un concurso nacional de Litigación Penal

El equipo de la Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas de la UNLPam obtuvo un destacado lugar en el X Concurso Nacional Universitario de Litigación Penal, quedando entre los mejores cuatro puestos entre 29 universidades nacionales y de Latinoamérica.

Fue organizado por el Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (INECIP), y se desarrolló desde el 29 de octubre al 2 de Noviembre en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario.

El Concurso consistió en una serie de simulacros de juicios orales conforme a sistemas penales adversariales, en la cual los equipos son evaluados en función de las técnicas de litigación que aplican. Los equipos con mejores resultados compiten en la final mediante un juicio por jurados conformado por ciudadanos y ciudadanas locales. Esta competencia tiene el objetivo de formar a sus estudiantes en técnicas de litigio adversarial para trabajar en la mejora de los sistemas judiciales argentinos.

De esta manera, el equipo de la UNLPam litigó contra Universidades como la Universidad Nacional de San Luis –que también quedó como semifinalista-, la Universidad Nacional de Río Negro y la Universidad Nacional del Sur en las rondas preliminares; contra la Universidad Nacional de Rosario, en la ronda eliminatoria de cuartos de final; y contra el Colegio Jurista de México, en la ronda de la semifinal. Estuvo integrado por los/as estudiantes Seila Domínguez Ardohain, Aldana Costabel, Agustina Aguirre, Juan Ignacio Garro, Maximiliano del Sol, Daniela Álvarez Bonino, Camila Molina y Alejandro Impache, fueron coordinados por la docente María Elena Grégoire y la estudiante Guillermina Falcone, y acompañados por el Decano Francisco Marull y el profesor Cristian Casais.

Seila y Aldana, dos estudiantes que formaron parte de la experiencia, contaron cómo fue participar de esta competencia universitaria, en donde se encontraron con estudiantes y docentes de distintos puntos del país. “Sabemos que este encuentro tiene un fin pedagógico, más allá de la competencia, y nos dimos cuenta que aprendimos muchísimo. Realmente es muy importante que desde la Facultad y desde las cátedras de Derecho Penal, se fomente la participación en este tipo de actividades”, comenzó Seila.

Los/as estudiantes llegaron a Rosario y se encontraron con un contexto muy diferente al de la UNLPam, Aldana cuenta que ves las aulas, pasillos y demás instalaciones de una Facultad como la de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario, les hizo sentir que estaban ante un gran desafío. “La cátedra de Prácticas Penales, de la carrera de Abogacía, nos preparó de manera excepcional para esta competencia. Sin duda estuvimos a la altura, formados en teoría y práctica, y pusimos resaltar elementos que hacen a nuestra esencia como equipo, como es el lenguaje sencillo y entendible y el compañerismo”, resaltó la joven.

La información sobre los juicios que deberían litigar en la competencia fue recibida unas semanas antes para que todo el equipo pudiera estudiar, recibir entrenamiento y asesoramiento. Uno de los momentos claves fue la participación en Septiembre, en un encuentro Intercátedra en la ciudad de Neuquén, preparatorio al Concurso Nacional Universitario de Litigación Penal donde se encontraron con Leticia Lorenzo, jueza de Garantías de Zapala y docente de la FCEyJ, y prepararon tres casos hipotéticos donde debieron realizar simulaciones de audiencias de juicio.

Durante la competencia el equipo tuvo que litigar, según sorteo como defensa o como fiscalía, ante diferentes equipos de distintas universidades. Debían repasar los casos en casa momento libre que tenían, las noches fueron usadas para estudiar, para armar estrategias y para practicar. El papel de los/as testigos fue fundamental también para poder ensayar y aceitar ciertos mecanismos del reglamento como por ejemplo cuándo pedir permiso al juez, objetar o levantarse de la silla.  “Las primeras litigaciones nos sentíamos un poco nerviosos/as, no estábamos tranquilos/as, pero a medida que fue pasando la semana y fuimos adquiriendo confianza, nuestro desempeño fue mejorando notablemente. Igual pasamos momentos de muchos nervios y presión, pero lo disfrutamos muchísimo. Cuando finalizó la semana no podíamos creer todo lo que habíamos aprendido, y eso se vio porque superamos a universidades que desde hace años ocupan los primeros puestos”, dijo Aldana.

Para cerrar, Seila agradeció a los docentes, estudiantes y autoridades de la Facultad que hicieron posible su participación en el concurso. “No podemos creer todo lo que aprendimos, cada devolución de los evaluadores fue tomada con muchísima seriedad y responsabilidad para mejorar. También aprendimos de nuestros pares estudiantes, eso es muy valioso también”, relató Seila, quien sabe que no podrá participar como estudiante nuevamente, pero si lo hará como entrenadora del próximo equipo que se presente en la competencia. Asimismo agradeció el asesoramiento, acompañamiento y contención permanente de los docentes y resaltó que la actividad resulta de gran motivación para quienes estudian derecho y les interesa la rama penal.