Estudiantes realizarán un simulacro de un juicio

Mañana miércoles, a partir de las 9:30, el Superior Tribunal de Justicia organizará un simulacro de juicio oral y público con la participación de tres escuelas secundarias, en el marco del programa nacional “La Justicia va a la escuela”. Esta actividad se realizará por séptimo año consecutivo.

Será en la sala de audiencias del primer piso del fuero penal, en el Centro Judicial de Santa Rosa. En esta ocasión, actuarán en los roles de jueces, fiscales y defensores, alumnos del Instituto General José de San Martín (Miguel Riglos), de la Escuela Félix Romero (Victoria) y del Colegio Tomás Mason (Santa Rosa).

Ellos estarán acompañados por la jueza de control María Florencia Maza, la fiscala María Cecilia Martiní y la defensora oficial Paula Arrigone, quienes previamente concurrieron a los tres establecimientos para explicarles a los estudiantes cuál sería el hecho a juzgar y capacitarlos sobre cómo desenvolverse según la función asignada. En esa preparación también colaboraron el juez civil Abel Argüello y la fiscala de Victorica, Alejandra Moyano González.

El simulacro se replicará, con un caso diferente, el próximo lunes en el Edificio Judicial de General Pico con la intervención de los colegios “Héroes de Malvinas” (Trenel), Modesto Caretto (La Maruja) y República de El Salvador (General Pico).

Con esta iniciativa el STJ pretende que los alumnos secundarios, especialmente aquellos del interior con dificultades logísticas y económicas para trasladarse a las ciudades donde se realizan los debates, tengan un acercamiento real a la Justicia. Por eso, durante las visitas de los funcionarios a las escuelas, se exhibió un video editado de un juicio real.

“La Justicia va a la escuela” es un programa que, a nivel nacional, promueven la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional y la Asociación Conciencia, y que busca que los estudiantes –ejerciendo los papeles de jueces, fiscales, defensores, querellantes, etc.– tomen conciencia de su rol activo en la construcción social del valor justicia; logren formarse una imagen más cercana a la realidad del Poder Judicial; conozcan los mecanismos de toma de decisiones de los magistrados y funcionarios judiciales; y acentúen su confianza en el sistema de administración de justicia.