Inicio La Pampa Estudio sobre la emisión de gases

Estudio sobre la emisión de gases

ENERGIA Y PRODUCCION AGROPECUARIA SON LAS PRINCIPALES FUENTES

(General Pico) – El municipio piquense presentó el primer estudio sobre la emisión de gases de efecto invernadero en la ciudad. La presentación estuvo a cargo de la directora General de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Melina Medus y de la ingeniera en recursos naturales, Virginia Piccinini.
También participaron de la presentación, la intendenta Fernanda Alonso y el titular de la Red Argentina de Municipios frente al Cambio Climático (Ramcc), Ricardo Bertolino.
Para la realización de este estudio, se utilizaron datos de la Corpico, de Camuzzi, de Senasa y de diferentes áreas municipales.
«Hacer nuestro inventario de gases de efecto invernadero es el primer paso para empezar a diagramar nuestro plan de acción climática con medidas, objetivos y metas tendientes al año 2030. Con estos datos evaluamos cuáles eran las fuentes principales de aquellos gases que potencian o que generan mayor impacto en el ambiente, que contribuyen al cambio climático, y nos dio como resultado, cuáles son los sectores en los cuales vamos a tener que accionar en el futuro para mitigar el efecto que pueda tener a nivel local», dijo la mandataria local.
Además agregó que «estos datos nos van a permitir establecer políticas locales de reducción de esas emisiones, buscar de qué forma podemos cambiar nuestros hábitos, nuestras costumbres y nuestros modelos productivos, para poder disminuir el impacto que va a tener el cambio climático en nuestra región».

Estudio.
Este trabajo comenzó hace medio año atrás, y tiene por objeto mitigar y buscar estrategias de adaptación al cambio climático.
«Es un fenómeno mundial que afecta a todos los países y está relacionado con el impacto que tienen nuestras actividades económicas diarias, nuestra forma de vida, nuestras costumbres y pautas de consumo. Las actividades antrópicas profundizan esa variabilidad y lo hacen cada vez más complejo. El cambio climático, altera las actividades económicas, genera migraciones en busca de mejores sitios para vivir, pérdidas de biodiversidad, aumento en el nivel de los mares, sequías y eventos meteorológicos extremos. También va a dificultar la obtención de fuentes de agua potable para la población», explicó Medús.
A partir de este estudio, según indicó la funcionaria local, se busca empezar a trabajar en un Plan de Acción Climática local, con proyección al 2030. Para ello, se firmó un convenio con la Ramcc, que brinda asesoramiento a la comuna en la elaboración de este primer inventario de emisión de gases de efecto invernadero en la ciudad.
«Este inventario traduce el escenario actual frente a los gases emitidos localmente entre los años 2018 y 2019. Sus resultados fueron bastante contundentes, pero no dejan de estar en relación con la media a nivel nacional de generación de gases de efecto invernadero per cápita», dijo Medús.

Fuentes.
Según explicó la funcionaria de Ambiente, la ciudad norteña supera la media nacional, aunque aclaró que el modelo de emisión de gases de esta ciudad, tiene mucho que ver con una ciudad intermedia y emergente como General Pico.
Del estudio se desprende que una de las fuentes de emisión de gases más importantes que tiene la ciudad, está ligado al calefaccionamiento y refrigeración hogareña y de los edificios públicos.
También se destaca, a la actividad agropecuaria como otra de las principales fuentes de generación de gases de efecto invernadero.
También el transporte y la gestión de residuos urbanos, son otra de las principales fuentes de generación de gases, aunque en menor medida que las anteriores.