Estupor en 25 de Mayo

MENORES ASALTARON A UNA ABUELA

Hay estupor en 25 de Mayo luego de que la cuidadora de una anciana de 82 años sorprendiera a dos niños de 12 años tratando de quitarle dinero de las manos dentro de la vivienda. La mujer fue empujada por uno de ellos y se quebró un brazo. La policía aseguró que las madres de ambos chicos “no podían creerlo” cuando las citaron para notificarlas.
Fuentes de la Comisaría Departamental confirmaron el caso a LA ARENA. “Fue el miércoles a la tarde. A eso de las 19.15 una mujer llegó llorando y quejándose de dolor a la comisaría. Nos contó que momentos antes había sido agredida por un menor al que, con otro amigo, sorprendió tratando de robarle a la abuela que cuida en el interior de la casa”, dijo un vocero.
La trabajadora social dijo que cuando llegó a la casa de la anciana, ubicada en la calle Alpachiri 171 en el centro de la ciudad, se sorprendió al encontrar dentro de la vivienda a dos niños. También precisó que uno de ellos tironeaba a la abuela e intentaba sacarle algo de la mano, “era dinero” comprobó después.
Al verse descubiertos los menores emprendieron la huida. La cuidadora alcanzó a manotear al chico que estaba junto a la anciana y en el forcejeo el niño la empujó y al caerse se fracturó la muñeca del brazo izquierdo. En ése momento llegó al lugar el hermano de la denunciante, quien en su automóvil los siguió y los perdió en cercanías del barrio conocido como “La Toma Oeste” por la cuidadora que individualizó al niño que forcejeó con ella. Y un policía, con los datos del hermano de la denunciante, hizo lo propio con el segundo.
Ante estas certezas, la policía convocó a las madres de ambos chicos. “Cuando fueron a la comisaría y les notificamos lo que había pasado no podían creer lo que habían hecho sus hijos. Pidieron disculpas y se pusieron a disposición de la investigación. Una de ellas admitió que el menor ya le había contado lo que había pasado”, reveló la voz policial.
“Las dos madres estaban mal y se pusieron a disposición de la Justicia y de la mujer damnificada. Fueron al hospital, donde la mujer estaba internada para atenderse de la fractura, para hablar con la familia pero éstos se negaron”, señalaron.
La fuente consultada señaló que ambos jovencitos no tienen antecedentes en este tipo de situaciones, sin embargo luego trascendió que, aunque la anciana no había contado nada, no sería la primera vez que entraban a su casa a los mismos fines.