Un ex deportista de travesía en una “zorrita”

Ariel “Scooby” Scolari jugó el Mundial de Argentina ’90 con la selección argentina, pasó por España y por varios equipos de la Liga Nacional de Básquet. Con 2,07 metros fue un pivote importante, que supo jugar profesionalmente hasta los 40 años. Ya alejado del parquet el ex jugador es ahora noticia por una cuestión muy diferente: su pasión por el ferrocarril y la intención de defender ese vital medio de transporte.
Scolari, junto a su amigo César Guillén, emprendieron ayer desde Viedma un viaje hasta Bariloche utilizando una “zorra” por las vías del Tren Patagónico en el marco de un raid que denominaron “Travesía Ferroviaria Patagónica 2018”.
“Este pequeño transporte descapotable era empleado por Ferrocarriles Argentinos en el mantenimiento de vías, y está en poder de ambos como producto de un comodato otorgado por la empresa Ferroexpreso Pampeano”, resaltó el diario Río Negro.
El pequeño vehículo que ambos probaron en diversas oportunidades anteriores, de similares características, desarrolla una velocidad promedio cercana a los 25 kilómetros. El viaje será en etapas y la idea de Scolari y su amigo es llegar a destino el 6 de diciembre próximo, aunque en las paradas que coincidan con pueblos se proponen visitar escuelas y tomar contacto con ex ferroviarios.

Defensa del tren.

“La idea es defender al ferrocarril”, señalan ambos mientras preparan la “zorra” que los llevará de viaje. En el anuncio de la travesía, se nota el olor a mezcla de combustible del motor similar al de una motocicleta, mientras sostienen que “alguna vez lo soñamos, luego lo planificamos y ahora lo estamos concretando”.
Ambos destacaron la gran solidaridad detrás de esta aventura, y según estos fanáticos ferroviarios “son muchos los que nos brindan una palabra de aliento, de buenos deseos generados desde la parte más humana de cada uno”.
Los dos raidistas prometieron “recorrer esos lugares bien lejanos, en los cuales la soledad y el viento son los principales protagonistas” pues “la gente que habita estas regiones viven lejos de los grandes poblados pero muy cerca de la esencia verdadera del ser humano (En una permanente conexión con su yo verdadero)”, según destaca Scolari en su cuenta de Facebook.