Inicio La Pampa Ex empleados del Frigorífico General Acha desmienten acuerdo

Ex empleados del Frigorífico General Acha desmienten acuerdo

TRABAJADORES QUIEREN COBRAR EL RESTANTE 50% DE LA INDEMNIZACION

Los ex empleados del Frigorífico General Acha mantuvieron una reunión la semana pasada con los nuevos propietarios para tratar de lograr un acuerdo económico, pero la charla fue poca productiva ya que, según aseguraron los trabajadores, » tienen buenas intenciones y quieren poner a producir la planta, pero no se habló del tema más importante para nosotros que es el cobro del restante 50 por ciento de indemnización que nos deben».
El pasado 7 de mayo se cumplió la fecha establecida por el juez en lo Civil de General Acha, Gerardo Bonino, para que los acreedores presentasen ante el síndico las deudas que los actuales dueños del frigorífico tienen con ellos. Entre los más de 50 deudores que se presentaron, se encuentran los poco más de 60 ex trabajadores que aún no han cobrado el 50 por ciento restante de la indemnización por el cierre de actividades de la planta.
Ante la falta de respuestas por parte del juez Gerardo Bonino, la Cámara de Apelaciones a cargo de la jueza Laura Cagliolo y el juez Guillermo Salas, recogieron el guante y dictaminaron a favor de los nuevos propietarios para que el trámite concursal sea más rápido y enviaron una nota al juez para que «conceda en la forma que corresponde el recurso de apelación denegado y se tramite».
Cuando se le consultó sobre la decisión de los jueces a favor de los nuevos propietarios, el ex trabajador indicó: «Los dueños aseguraron en la Cámara ante los dos jueces que apelaron a favor de ellos que habían llegado a un arreglo con nosotros, y es mentira».
Una de las cláusulas que estableció el juez Bonino a los nuevos dueños para levantar la quiebra y permitir el regreso a las actividades del frigorífico es «arreglar la deuda con los posconcursales, es decir, los ex trabajadores. «El juez nos dio tiempo hasta el 7 de mayo para presentar la deuda. El 5 nos presentamos con la deuda en mano, tras no llegar a un acuerdo con los dueños y por el momento, continúa la quiebra».
«Si la justicia dictamina que es el 100 por ciento lo que corresponde pagarnos, no queremos arreglar por un porcentaje menor», aseveró Espíndola, dejando en claro que para permitir el regreso a las actividades primero deberán pagar la deuda existente.

Reunión y ofrecimiento.
«Nos ofreció puestos de trabajo para más adelante. Lo que pretendía era que firmemos un acuerdo para que se levante la quiebra y después recién comenzar a hablar del tema del pago» aseguró Walter Espíndola uno de los trabajadores involucrados.
La respuesta por parte de los 60 trabajadores fue negativa aduciendo que esta situación ya la han vivido en años anteriores «De la Iglesia nos prometió lo mismo, es más, hubo compañeros que firmaron una renuncia a juicio laboral, la cual quedó sin efecto, sino hubiesen perdido la oportunidad de cobro» agregó.
Al no llegar a ningún arreglo y conocer la firme postura de los ex trabajadores, el encargado de llevar adelante las negociaciones, prometió comunicarse con el representante de los trabajadores para realizarles un nuevo ofrecimiento, cuestión que por el momento no sucedió. «No queremos vivir nuevamente la misma situación, queremos llegar a un arreglo, ver la plata depositada y después recién firmar todos los acuerdos que quieran» sentenció Espíndola dejando marcada una clara postura.
En medios locales, informaron que la empresa de Buenos Aires, quien adquirió el paquete accionario del Frigorífico General Acha, había llegado a un arreglo económico con los antiguos trabajadores, cuestión que resulta totalmente falsa. «De los 60 compañeros que están en la lucha, puedo asegurarte que no se llegó a un acuerdo con ninguno», advirtió desmintiendo lo trascendido en medios de General Acha.

Deuda.
El grupo de ex trabajadores de la planta presentaron en la justicia la totalidad de la deuda existente que prevé el 50 % restante de la indemnización por cierre de actividades del frigorífico más los intereses que se generaron hasta la fecha. «Esa deuda se encuentra en manos del sindico y el juez Gerardo Bonino ya la cargó al sistema para que la Cámara revea que realmente hay una deuda y que no existió nunca un arreglo con nosotros».
Postura de los trabajadores.
Al igual que en años anteriores donde distintos dueños intentaron reabrir las puertas del frigorífico y comenzar a producir, la postura de los trabajadores sigue siendo la de cobrar el monto económico que se les adeuda para luego si, poner en funcionamiento la planta. «cobramos por las buenas o por las malas. Y no hablo de romper las instalaciones ni golpear a nadie porque jamás lo hicimos. Si tenemos que acampar dos o tres meses afuera del frigorífico lo vamos a hacer». Añadió Espíndola. Además advirtió: «No queremos volver a situaciones de años anteriores, ni roce con la gente que está trabajando adentro pero no vamos a resignar la plata, ni regalar tantos años de trabajo».
Por último aseguró que van a seguir luchando para cobrar lo que les corresponde, a pesar de que las situaciones siguen estancadas hace varios años, «le dimos cuatro años a la justicia para que resuelva y seguimos sin ninguna respuesta concreta».