Inicio La Pampa Existe la posibilidad de reemplazar el asfalto por adoquines

Existe la posibilidad de reemplazar el asfalto por adoquines

Tal como ocurre en Malargüe, en la provincia de Mendoza, la ciudad de Santa Rosa podría implementar un sistema mixto a la hora de pavimentar las 140 cuadras del centro de la ciudad, tal como se lo propuso el gobierno provincial al intendente Luciano Di Nápoli. En la ciudad del sur mendocino, la calle está asfaltada pero la franja central no. En lugar del pavimento, allí colocaron adoquines intertrabados. De ese modo, en caso de tener que intervenir en la parte central para colocar, sacar o reparar cañerías, en lugar de romper el asfalto, solo se necesita retirar el adoquinado que luego se vuelve a colocar.
«Venimos analizando la posibilidad de utilizar adoquines, como reemplazo del sistema de asfalto, sobre todo en las zonas que pueden tener derrames, llamadas de sacrificio, donde se pueda necesitar hacer recambio de cañerías posteriormente. Estamos haciendo un plan de obras públicas para Santa Rosa, conjuntamente con los gobiernos provincial y nacional», dijo ayer el intendente justicialista Luciano Di Nápoli ante una consulta referida al tema.

Método mixto.
La posibilidad de tener que cortar el pavimento nuevo que se colocará en el centro ante una pérdida en la red de cloacas o de agua potable, fue una de las consultas que le hicieron la semana pasada al ministro de Obras Públicas Juan Ramón Garay en la rueda de prensa donde se anunció la pronta licitación de la obra. El funcionario argumentó que, aún cuando se sabe que la capital provincial necesita una obra de recambio de cañerías, la pavimentación era necesaria en algunas arterias que ya representaban un peligro a la seguridad vial.
Con el debate abierto, este diario mencionó el caso de Malargüe que ha intentado con éxito una forma de solución mixta que permite pavimentar las calles minimizando el gasto de apertura de zanjas en cuando se deba tender o reparar los conductos cloacales o de agua potable que pasan por su centro.
El adoquinado central de las calles, del tipo intertrabado, permite una superficie apta para la rodadura de los vehículos pero, a diferencia del asfalto, su remoción para el tendido de caños o la reparación de roturas solo requiere retirar los adoquines, que no están pegados sino apoyados sobre un suelo de arena compactado y trabados entre sí.

Tarjeta Alimentar.
Di Nápoli dialogó con la prensa ayer por la mañana en el Club Belgrano donde se desarrolló la entrega de las Tarjetas Alimentar que lanzó el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. El jefe comunal destacó la organización y buena atención que recibieron los beneficiarios por parte de los trabajadores y funcionarios municipales, provinciales, de Anses y del Banco Nación.
El intendente destacó el programa, que «el ministro Daniel Arroyo, planteó en buenos términos, como un piso, para empezar de a terminar en la Argentina con la ignominia de tener gente con hambre», en tal sentido indicó que «este es el primer piso de algo más profundo, que tiene que ver con generar trabajo, con la cuestión productiva que será la solución de fondo».
«Esto es una ampliación de derechos, para todos iguales, con un mecanismo transparente fomentado a través del Banco Nación, se entrega una Tarjeta Alimentaria con un buen monto de dinero que va a permitir a muchas familias de escasos recursos poder paliar la situación difícil, de crisis que tenemos, además es movilizadora de la economía», señaló.

Movimiento económico.
Di Nápoli señaló que «se tiene que movilizar la economía, poniéndole dinero en el bolsillo a la gente, por eso festejamos este tipo de alternativas. Son 15.700.000 pesos que todos los meses van a circular en Santa Rosa y pensemos que también se entregan 500 en la vecina localidad de Toay, pensando como conglomerado. Es muy importante el movimiento económico que eso genera y también contentos con eso».
«En Santa Rosa son 3.500 tarjetas y se llevan entregadas 460 en dos horas y media de operativo. Está muy bien organizado, pensábamos que por ahí se podía llegar a desbordar, pero el trabajo conjunto entre Provincia y la municipalidad, la gente de Anses, el Banco Nación, ha permitido que la gente entre y se vaya rápido con su tarjeta».
«Tenemos instalado en la puerta, un montón de personal -entre empleados y funcionarios municipales, se dispuso a 50 trabajadores para atender a los beneficiarios- que informan a la gente que llega al lugar para ver si son beneficiarios o no y en caso de no serlo, está la oficina de Anses para hacer el reclamo o ver cuál es su situación, por qué no lo está recibiendo».

Posnet para ferias.
El jefe comunal, señaló que se está trabajando en la posibilidad de que se puedan usar las tarjetas en las distintas ferias que organiza el municipio, «hay que instalar el sistema de postnet, y es complejo, pero es una de las ideas, empezar formalizar esta economía con productores locales. En el marco del Programa Argentina Contra el Hambre, está pautado esto, que sea un círculo virtuoso y fomente a la producción de nuestros pequeños productores de alimentos».
«La realidad que nos toca vivir, es que hay un 36% de pobres, 11.000 indigentes en la ciudad, es una situación que quedó después de cuatro años de gobierno neoliberal de Mauricio Macri y esto viene a poner un piso. No es la solución de fondo, la solución de fondo es que vecinos y vecinas consigan trabajo, que nuestros pibes vayan a la escuela, que se puedan formar y que tengan igualdad de oportunidades empezar a mover la rueda productiva. Pero es un piso que necesitamos para combatir el hambre en Argentina», concluyó.