Inicio La Pampa Exodo masivo de productores

Exodo masivo de productores

LA CRISIS DEL COLORADO IMPACTA EN LA ZONA DEL CORFO

La crisis hídrica que atraviesa el río Colorado puso en jaque a los productores del área del Corfo, en el sur de la provincia de Buenos Aires. La escasez de agua de las reservas de agua el dique Casa de Piedra y las pocas nevadas en la cordillera provocaron un éxodo masivo de productores del valle bonaerense. A su vez, se estima que -una vez más- se reducirá el área de siembra.
Según alertaron los propios productores al diario bonaerense La Nueva, los cebolleros precisaron que para la próxima temporada habrá una caída de hasta el 50 por ciento en la cantidad de productores. Esto tendrá, como consecuencia, una menor superficie de siembra: entre 5 y 6 mil hectáreas menos.
«Este último número podría no ser tan importante en épocas en que se implantaban 25 mil hectáreas, pero adquiere un significado terminal si se recuerda que en 2019 ni siquiera se alcanzaron las 8 mil», indicó el medio bonaerense, que precisó que desde el Consorcio Hidráulico del Valle Bonaerense del río Colorado hablan de un futuro «escalofriante» por la -casi segura- caída en la producción de cebolla y de la salida de muchos chacareros buscando mejores horizontes productivos.

Otros rumbos.
Desde la entidad, señalaron que el éxodo del 50 por ciento de los productores de cebolla «ya se fue a otras zonas de riego dependientes del río Negro, como Idevi (Viedma), General Conesa y hasta General Roca». Y muchos otros que no se fueron, están en vías de hacerlo: «El que no está allí todavía, está buscando un lugar para sembrar».
Por otro lado, el pronunciado descenso de productores tendrá como resultado una caída en el área de siembra. Esto, sin embargo, podría significar una oportunidad para los que queden, ya que podrían contar con un mayor caudal de agua para riego y, posiblemente, mejores precios.

Causas.
¿Qué fue lo que precipitó a situación? La respuesta es la crisis del río Colorado. En los últimos años las reservas de Casa de Piedra cayeron en picada, lo mismo que el caudal que se entrega a los productores. Para paliar la situación, esta vez se decidió comenzar antes la veda de riego, adelantándola para marzo, y extenderla hasta los primeros días de septiembre, esperando que las nevadas acompañaran. No obstante, los pronósticos
«Los productores no encuentran respuestas ni en el Estado ni en la Corporación de Fomento del Valle Bonaerense del río Colorado. Por ello, para estos días se está tratando de organizar un encuentro -virtual, claro está- del que participen representantes del INTA, Corfo, instituciones intermedias y, si es posible, funcionarios del ministerio de Desarrollo Agrario bonaerense», alertó La Nueva.

Riego, en octubre.
Un informe realizado por el Consorcio Hidráulico del Valle Bonaerense del río Colorado señala que el caudal estimado para este mes en el río se encuentra por debajo del límite inferior del esperado, y estimó que el riego podría recién empezar en la primera quincena de octubre.
«Anualmente se realiza un pronóstico de escurrimiento que establece un caudal promedio y dos límites que determinan, en octubre, una estimación del agua disponible para los usos de la cuenca. El promedio de junio, para los primeros ocho días, fue de 41,6 metros cúbicos, levemente inferior al valor mínimo pronosticado», señala el documento. Además, se estima que al finalizar la época de veda se podrían almacenar unos 100 hectómetros cúbicos en el dique.
«Este volumen tiene que cubrir las demandas de agua del valle de Santa Nicolasa, del sistema de Salto Andersen y de Corfo. El deshielo comienza a fines de septiembre y recién en noviembre el caudal alcanza valores significativos para poder abastecer la demanda de los consumos en toda la cuenca sin depender del agua almacenada durante la veda», dice el texto.
En ese sentido, se explica que para tener una continuidad en la oferta hídrica del río Colorado, no se puede iniciar la temporada de riego hasta 22 días antes del deshielo. «Por ello, el riego podría comenzar en la primera quincena de octubre, para dar una mayor seguridad en la continuidad en el abastecimiento de agua», concluye el estudio que fue citado por el mencionado medio.