miércoles, 28 octubre 2020
Inicio La Pampa Expendedores de alcohol para colegios

Expendedores de alcohol para colegios

CENTROS DE FORMACION PROFESIONAL DE GENERAL PICO FABRICAN DISPENSERS

El Centro Provincial de Formación Profesional 2 de General Pico, trabaja en la fabricación de más de un centenar de dispensers de alcohol en gel, que ya comenzaron a ser distribuidos en las escuelas de norte pampeano. Del proyecto, también participan el Centro Politécnico «Juan Ferrero», y el Centro de Formación Profesional 6.

Las autoridades de estos establecimientos, además trabajan en un protocolo que les permita retomar las clases presenciales, a partir del 28 de septiembre.
Marcelo Ramón, director del Centro Provincial de Formación Profesional 2 de esta ciudad, en diálogo con LA ARENA, brindó detalles del proyecto en el que avanzan.

«Desde la Subsecretaría de Educación Técnica se armó un proyecto para la fabricación de 500 dispensers, de los cuales, la mitad van destinados a escuelas de Santa Rosa y la otra mitad a Pico. En Santa Rosa ya distribuyó la totalidad, y a nosotros nos faltan cien por distribuir. Estamos en producción todavía, porque arrancamos un poco más tarde. En esto, están trabajando los instructores de cada uno de los centros», dijo.

Armado

Ramón dio cuenta que el dispenser se fábrica de manera íntegra en esta ciudad, y que consta de «sistema metálico interno» y por fuera, está recubierto de una «carcasa de fibro-fácil pintado, y tiene dos pedales, uno de cada lado».

En su interior, cuenta con una base regulable de la altura, «porque según donde lo vayan a utilizar, pueden colocar un recipiente de un litro, medio litro o de un cuarto. Le hicimos una base desplazable para regular la altura y desde ese pico va con una manguera a un pico de salida por donde sale el alcohol».

El Centro Profesional 2 se encargó de fabricar el sistema interno y del armado, junto con el Centro 6. En el «Politécnico Juan Ferrero», se hizo la estructura de madera.

Protocolo

El área de formación profesional en General había arrancado en el año, con una total de 380 alumnos y alumnas. Sin embargo, a poco del inicio tuvieron que suspender las clases tras el inicio de la cuarentena.

«Tuvimos 380 alumnos a principios de año, sumando los del Centro 2, 6 y el Politécnico, los que están en el Campito Centenario, la Sociedad Rural, y la Cooperativa La Histórica, donde damos un curso de tornería. También los del curso que se da en la cocina de las «Escuelas I» del Barrio Federal, y los cursos que tenemos en Trenel (carpintería y cocina) y Alvear (costura)», contó Ramón.

En la actualidad trabajan en el armado de un protocolo que les permita volver a las clases presenciales.
«Tenemos una fecha de inicio tentativa para el 28 de septiembre, y estamos trabajando en el armado de un protocolo aquellas capacitaciones que podamos llegar a finalizar este año, porque tenemos capacitaciones de 96, 250, 400 y 500 horas. Las únicas que podríamos estar terminando son las de 96 horas, pasa que por más que seguimos conectados a través de la virtualidad, lo nuestro es práctico. Tenes un 30 por ciento teórico y un 70 por ciento práctico, entonces la teoría se la dimos toda, pero si queres aprender a soldar, tener que agarrar un máquina y soldar. Vamos a ver si vamos a poder finalizar las capacitaciones de 96 horas, que son del área de la gastronomía, como panificación dulce y básica, y la de calificación de semillas comerciales, que serían las únicas que podrían estar finalizando y que todavía están en estudio. Estamos evaluando si vamos a poder certificar alguna capacitación siempre y cuando podamos hacer clases presenciales desde el 28 de septiembre hasta la segunda semana de diciembre», finalizó.