Explotó Gasoducto Centro Oeste y conmocionó a los vecinos de Puelén

El gerente de Asuntos Públicos y Comunicaciones de la empresa Transportadora de Gas del Norte, José Montaldo, le confirmó ayer a LA ARENA el estallido, ocurrido pocos minutos después de la medianoche, de uno de los tres gasoductos en un punto ubicado a unos 6 kilómetros al sur de Puelén. El directivo aseguró: “Nunca hubo peligro ni para personas ni animales”, y “no alteró el transporte de gas hacia el norte del lugar del incidente. Nadie se quedó sin gas”.
Se trata de una importantísima vía de transporte. Fue inaugurada en 1981 y denominado “Gasoducto Centro Oeste”, se inicia en Loma de la Lata, Neuquén, y se extiende hasta San Jerónimo, Santa Fe. A su paso entrega gas a parte de La Pampa, Mendoza, San Luis, Córdoba. En la ciudad santafesina se cruza con el “Gasoducto Norte” que sirve el fluido entre Jujuy y el conurbano bonaerense.
Los tres gasoductos transitan paralelo a la ruta nacional 151. Están plantados a unos 300 metros al este y a un metro de profundidad. El incidente fue a la altura del kilómetro 190 de la citada arteria vial, a unos 26 kilómetros al norte de la planta impulsora (ubicada en cercanías del cruce con la ruta provincial 20) y a unos 6 kilómetros al sur de la zona urbana de Puelén. El lugar es conocido como “Puesto Pino”, y a unos 150 metros de donde ocurrió hay dos viviendas que no estaban habitadas en ese momento.

El incidente.
Tanto desde TGN como desde la policía coincidieron en ubicar temporalmente al accidente aproximadamente a las 0.15 de ayer. “Por motivos que estamos investigando estalló un tramo del gasoducto a unos 6 kilómetros al sur de Puelén. Automáticamente se accionaron los sistemas de seguridad que cortaron el flujo. No hubo peligro ni para personas ni animales, ni al medio ambiente, porque el metano es un gas más liviano que al aire y asciende a la atmósfera donde se dispersa”, precisó.
“En el lugar hay tres líneas de transporte, cada una con ductos de 30 pulgadas de diámetro. Salió de funcionamiento una pero las otras dos siguieron prestando el servicio lo que hizo que no se resintiera la prestación hacia el norte. El ruido que los pobladores escucharon se debió al siniestro y a la posterior paso del gas que estaba acumulado, lo que demandó algún tiempo”, agregó.
Montaldo relató la intervención de TGN ante esta situación. “No bien pasó el incidente recibimos dos comunicaciones, la primera de un superficiario de la zona que pasó por ahí y del intendente de Puelén, Carlos Llanos, quienes se comunicaron al 0800 que está previsto para emergencias y profusamente indicado a la vera de la ruta 151. Una hora más tarde había en lugar personal de la empresa, encabezado por Carlos Rosales, jefe de Sección Puelén, y por Ricardo Javier Rodríguez, preventor de daños, quienes junto a policía y bomberos montaron un operativo”, reveló.
“Mantenemos un contacto permanente con el intendente Llanos y con Enargas. Estamos montando un operativo de contingencia y llevando equipamiento a la zona para hacer un estudio para establecer los causales y hacer las reparaciones necesarias para recomponer el ducto”, informó.

¿Qué pasó?
El comunicador aseguró que eso será lo que TGN buscará establecer. “No hubo un atentado, podría tratarse de otras causales como puede ser una falla en las soldaduras, algún otro problema constructivo, también la pérdida de la cobertura plástica que haya permitido la corrosión”, soslayó Montaldo.
“Queremos establecer a qué obedeció la situación, es muy importante para nosotros. Luego viene la etapa de reparar la estructura dañada con el reemplazo de material y hacer las pruebas para reponer el transporte cuanto antes”, adelantó.

Puelén conmocionado.
El jefe de la Regional policial, comisario Juan Mercado, quien estuvo en el lugar minutos después del accidente, también aportó información. “El encargado policial nos avisó que habían escuchado una explosión y luego un continuo ruido. Los vecinos de Puelén estaban todos en la calle porque el ruido se escuchaba fuerte en el pueblo. Estaban muy preocupados porque no sabían de qué se trataba”, reveló.
“La explosión debió ser importante porque en el lugar observamos un cráter de unos 30 metros de largo, unos 10 de ancho y 6 metros de hondo y pedazos de caños por todos lados. Cuando llegó al lugar el oficial Omar Heim se olía y veía cómo el gas salía y levantaba una gran nube de tierra que llegaba hasta la ruta donde estaba visiblemente depositada. Cortamos el tránsito hasta que cesó la salida del gas y dos horas después lo habilitamos porque, afortunadamente, no hubo peligro de nada”, concluyó Mercado.