Inicio La Pampa Cerveza artesanal de La Pampa a Dinamarca

Cerveza artesanal de La Pampa a Dinamarca

CARGAMENTO DE DOS MIL LATAS DE LA MARCA NUEVO ORIGEN

Una marca de cerveza artesanal enteramente producida en la provincia salió por primera vez hacia Europa, una exportación de dos mil latas que salió camino a Dinamarca y que significa “un hecho histórico en la industrial local”, según lo calificaron desde Nuevo Origen, que tiene su planta en Ataliva Roca.
“Es la primera vez que una cerveza de La Pampa se comercializa en el exterior, así que estamos realmente muy felices. La tradición cervecera europea es la más importante del mundo, así que estar con nuestros productos allí es realmente emocionante”, aseguró Marcelo Braga, fundador de la pyme provincial.
Nacida en 2011 en La Reforma, y con su fábrica actual en Ataliva Roca, Nuevo Origen se transforma así en la primera cervecería de la provincia en comercializar sus productos fronteras afuera, y una de las pocas a nivel nacional.
“Fue un trabajo de varios meses de investigaciones, trámites y desarrollo de mercados junto a Contacomex Argentina, de General Pico… ellos fueron el eslabón principal para concretar la operación”, contó Braga.
En esta primera aproximación a Europa se exportaron tres de sus estilos clásicos: Criolla Dorada Pampeana, Rocky IPA y Belle Epoque, una cerveza rubia elaborada con levaduras belgas. “Dinamarca es el primero, pero tenemos una gran expectativa por continuar el crecimiento y ampliar los destinos”, se entusiasmó Braga.
Ubicada sobre la ruta nacional 35, en Ataliva, y enfocada desde sus inicios “en la elaboración de cervezas con clara personalidad, Nuevo Origen cuenta con un diverso portfolio de cervezas, con más de una decena de estilos fijos y ediciones limitadas rotativas que están disponibles en los principales bares de toda la Argentina”, según una gacetilla de prensa.

El origen.
Marcelo Braga es ingeniero industrial e ingeniero en alimentos. Nacido en Capital Federal, vivió la mayor parte de su vida en la bonaerense Carlos Casares, luego pasó por Neuquén y de allí a La Reforma, a un campo familiar. En esa localidad del oeste pampeano se produjo el nacimiento de Nuevo Origen Microcervecería.
“Arranqué produciendo para mí y vendía 300 litros por mes. De a poquito fue creciendo y al tiempo se vendían 3 mil litros y tuvimos que cambiar de equipos. El tema fue que en La Reforma se nos complicaba porque no había gas natural, teníamos que traer el agua potable desde El Carancho y no pasaba ningún transporte. Por eso en 2015 nos decidimos y compramos la planta en Ataliva Roca. Desde ahí el crecimiento fue exponencial”, contó el año pasado Braga al suplemento Emprendedores Pampeanos de este diario.
Un crédito del gobierno provincial le permitió al empresario comprar el espacio que hoy se aprecia desde la ruta nacional 35, cerca del ingreso a Ataliva. Ahí, una fábrica que tiene instalado un sistema con paneles solares (“nuestro objetivo es que en 2023 la mitad de la energía que consumimos en la planta sea generada con nuestros propios medios”) elabora entre 12 y 14 variedades de cervezas artesanales con una producción que en febrero del año pasado alcanzó los 32 mil litros mensuales gracias al trabajo de 20 personas.

Las latas.
El año pasado la firma hizo el lanzamiento de la primera cerveza pampeana en lata (de 473 mililitros), las mismas que salieron hacia Dinamarca. “Siempre tratamos de destacar que somos una cerveza de La Pampa y lo de la lata está enfocado en eso, en que el que la tome pueda sentirse orgulloso y la identifique”. La apuesta es llegar a los 150 mil litros mensuales.