Inicio La Pampa Exportaron 6,7 mil toneladas de miel en 2020

Exportaron 6,7 mil toneladas de miel en 2020

El gobierno de La Pampa aseguró que durante el año pasado se exportaron más de 6 mil toneladas de miel por un valor estimado de 3,3 millones de dólares a diferentes países. Ocurrió en el marco de un fuerte impulso financiero al sector que busca el constante potenciamiento de la apicultura.
De acuerdo a los datos publicados en un informe, en 2020 se exportaron 6.713 toneladas de miel a países como Francia, Estados Unidos, Japón, Reino Unido, Bélgica, Alemania e Irlanda, producida en las 228.682 colmenas registradas que hay en La Pampa. Se trata de una importante cantidad teniendo en cuenta que el número total de colmenas en el país es de 292.682, con 284 apicultores inscriptos en el Registro Nacional de Producción Apícola.
Ayer fue el Día del Apicultor y desde el gobierno provincial recordaron la asistencia que brinda la provincia normalmente a través de líneas crediticias de hasta $1,5 millones para financiar la compra de colmenas, capital de trabajo (insumos para la alimentación de apiarios, productos veterinarios o gastos de traslados de apiarios.) y activos como material vivo, vehículos, carros, equipos de extracción, entre otros.
Actualmente, la provincia tiene 72 salas habilitadas para la extracción de miel en todo el territorio y una fuerte garantía de calidad a través del Laboratorio de Calidad de Alimentos Pampeanos, ubicado en General Pico. Asimismo, la provincia trabaja para la incorporación de jóvenes apicultores formados y asistidos por docentes universitarios.
A través de un comunicado de prensa, desde la Dirección de Ganadería, dependiente de la Subsecretaría de Asuntos Agrarios, y la Subdirección de Desarrollo Agroalimentario, dependiente de la Subsecretaría de Industria, Comercio y Pymes, indicaron que el Ministerio de la Producción trabaja de manera constante para «optimizar la producción».
También busca lograr la rentabilidad de la actividad apícola «fortaleciendo cada componente de su cadena productiva con la incorporación de tecnología y la implementación de protocolos de buenas prácticas a fin de alcanzar el máximo nivel de calidad exigida internacionalmente».