Inicio La Pampa Expropiación: son 60 hectáreas al este de la ciudad

Expropiación: son 60 hectáreas al este de la ciudad

LA AMPLIACION DE LA CIUDAD SERA AL ESTE DEL BARRIO NELSON MANDELA

Las tierras que el IPAV se encamina a expropiar para construir viviendas en Santa Rosa están ubicadas al Este de la ciudad, sobre la calle Liberato Rosas. El barrio más próximo a la futura urbanización es el Nelson Mandela, el cual encuentra su límite Este en la calle Oscar Di Liscia. En total, son casi sesenta las hectáreas que fueron declaradas de utilidad pública como se publicó recientemente en el Boletín Oficial.
En su edición de ayer, LA ARENA informó que el Instituto Provincial Autárquico de Vivienda (IPAV) dio los primeros pasos para lograr la expropiación de cuatro parcelas ubicadas en Santa Rosa y General Pico, al declararlas de afectadas al dominio público en base a lo establecido por la ley del Banco Provincial de Tierras. Este es el primer paso, para luego avanzar en la expropiación.

Por Liberato Rosas.
Ayer al mediodía este diario visitó las parcelas de Santa Rosa. Hasta las mismas se llega por la calle Liberato Rosas. Esa arteria nace en la avenida Circunvalación y es la continuación de la calle Juan Carlos Tierno. Ni bien se inicia el recorrido, luego de pasar la Alcaidía (cárcel) de la URI de la Policía de La Pampa, yendo en dirección al Este, se bordea el barrio Vial, a mano derecha, y la Reserva Los Caldenes, hacia la izquierda.
Más adelante, la calle deja de tener asfalto y continúa costeando el barrio Esperanza hasta llegar al Nelson Mandela. A partir de la intersección con Di Liscia, la calle Liberato Rosas se convierte en un camino vecinal, una huella que conecta a la derecha con el ingreso a una chacra (ubicada casi en el medio de las 60 hectáreas a expropiar) y sigue, no sin dificultad, mucho más al Este de donde finalizan las parcelas en cuestión, hasta toparse con el cruce de una calle que la corta, el camino que pasa por detrás del hipódromo y el autódromo viejo y sale a la Ruta Nacional 5.

Límites.
En el mapa catrastral de la ciudad, puede apreciarse que los lotes están identificados como como «Ejido 047, Sección II, Fracción D, Lote 18, Parcela 54 y 55, correspondiente a las Partidas 641534 y 553194, respectivamente». Fuentes oficiales aseguraron ayer a este diario que ambas parcelas figuran a nombre de la familia Peirán.
Como referencia, si uno las observa a través de las fotos satelitales disponibles en Google Maps, puede ver que las mismas están tan al Este como el Hotel La Campigna, aunque más de dos mil metros más al Sur.
La parte más austral de las parcelas llega casi a la altura de la calle Corona Martínez. Hacia el Este, no llegan hasta la calle Di Liscia, que marca el final del barrio Nelson Mandela, pues entre ellas y esa barriada de viviendas Fonavi se interponen las parcelas 53 y 77, las cuales tienen forma de rectángulos. La intención de las autoridades del IPAV es ir camino hacia la expropiación de ambos pero el proceso legal está avanzando más lento. Hacia el Oeste, no existe calle alguna que haga como límite de referencia para establecer el final de los terrenos.

Utilidad pública.
En el artículo publicado en su edición dominical, LA ARENA consultó sobre lo resuelto en cuanto a estas parcelas al actual presidente del IPAV, el ex diputado provincial Jorge Lezcano, quien informó que el organismo busca contar con tierras disponibles para avanzar con programas de vivienda provinciales o nacionales. «Esto daría lugar a poder atender los próximos años la cobertura de lo que se puede ir proyectando con los distintos programas que se vayan produciendo tanto a nivel provincial o nacional», dijo.
En ese sentido, indicó que se declaró la utilidad pública para luego «pasar al segundo paso que es la necesidad de la expropiación. Nuestro abogados están abocados plenamente en eso, estamos en el camino de los términos que marca la ley».

Gliptodonte.
El ingreso a las nuevas parcelas que el IPAV quiere expropiar para construir viviendas en un futuro fue noticia hace casi tres años cuando un geólogo que caminaba por Liberato Rosas, a la altura de esas tierras, se encontró con restos de un gliptodonte (Panochthus tuberculatus), los cuales se encuentran actualmente en el Museo de Historia Natural de esta capital. Las intensas lluvias de marzo y abril de 2017 habían dejado al descubierto los fósiles del animal herbívoro que pobló estas tierras, extinto hace miles de años.