Inicio La Pampa Fabio Perez creó "Mascota's viajes" y además brinda otros servicios

Fabio Perez creó «Mascota’s viajes» y además brinda otros servicios

Fabio Perez tiene un emprendimiento basado en su amor por los animales, principalmente los perros. En «Mascota’s viajes» se dedican a los traslados, paseos, corrección de comportamientos y guardería.

«Koko» sale al enorme patio y corre rápidamente hacia donde está Fabio. No presta atención a los visitantes desconocidos y solo responde las directivas de quien más lo conoce, lo cuida, lo entretiene y lo quiere. El Ovejero Alemán convive y juega con «Tiara» en un ambiente que parece ideal para la vida de perros, un emprendimiento que se dedica a todo lo relacionado a la cotidianeidad de quienes son un integrante más de familias o de distintos ambientes donde las mascotas tienen su lugar.

Fabio Perez (49) es santarroseño y desde hace seis años lleva adelante un proyecto que comenzó a idear desde mucho tiempo antes, en realidad desde que su amor por los animales lo impulsó a tener una relación de cariño y confianza mutua.

«Es difícil de explicar porque es algo que se siente, ya desde chico tuve atracción por los animales, mi papá tenía galgos y los perros me encantan. En la secundaria fui a la Escuela Agrotécnica de Victorica y ahí también aprendí mucho a relacionarme con los animales», recordó Perez, que se desempeña como militar y, en ese rol, cumplió distintas misiones humanitarias en diferentes lugares del mundo.

«Hace unos años vivía en el barrio Lowo Che de Toay y en la colectora de la Perón un día lo vi a Boris, un perro que estaba en muy mal estado, con cáncer de piel, y lo rescaté. A partir de ahí empecé a pensar en un transporte para mascotas, que tuvieran el lugar adecuado y cómodo para poder trasladarse, así fue como nació ‘Mascota’s Viajes'», recordó.

El emprendimiento se encarga de viajes, paseos, también es guardería, hace el trabajo de corrección de comportamiento en la vía pública. «Es todo un combo de servicios, incluso hago la sepultura de los animales que fallecen. También tengo clientes fijos, muchos de ellos militares que son de otros lugares pero están viviendo acá, y por ahí en verano o en invierno se van durante un mes. Me dejan los perros a mí y yo los tengo todo ese tiempo, la verdad que es como si fuesen míos».

Fabio recuerda que, a poco de empezar, trasladó a cinco perros border collie desde un establecimiento rural en Quehué hasta Chaco. «Yo compré la camioneta cuando empecé y la acondicioné especialmente para los traslados. Ese viaje a Chaco duró tres días para llegar, fue duro pero pude cumplir y sentí una gran satisfacción».

‘Mascota’s Viajes’ también trabaja con las veterinarias, cuando algún animal herido o enfermo debe ser trasladado de urgencia. Además, realiza una tarea junto a proteccionistas de animales. «Es todo un trabajo que requiere mucho cuidado y atención. Me he capacitado especialmente, si busco a un perro que tuvo una fractura no puedo ir en la camioneta y frenar de golpe y que se vuelva a resentir, son todas cuestiones a tener en cuenta y que son clave para brindar un buen servicio».

Pasajeros

El emprendimiento también hizo una red conjunta junto a hoteles de la ciudad para trabajar con mascotas en tránsito, gente que llega por poco tiempo y necesita atender a las mascotas.

«Lo que hago es lo siguiente: cuando llega un pasajero y se hospeda, por ejemplo, en el hotel del Casino, ellos me llaman por la guardería y voy a hablar con esa persona para preguntarle cuántos días va a estar y lo que necesita. Nos ponemos de acuerdo y yo me traigo la mascota hasta que ese pasajero sigue viaje», señala Fabio quien además mantiene el contacto permanente con distintas veterinarias para poder hacer su tarea.

«Es todo un eslabón de trabajo porque cuando una veterinaria llama por una urgencia tengo que saber qué es lo que pasó, los cuidados que hay que aplicar, todo. Es un trabajo muy delicado, por eso acondicioné la camioneta de manera que estén todos los detalles contemplados», detalla el responsable de un emprendimiento que, en tiempos de pandemia del coronavirus, adoptó todas las medidas de seguridad necesarias y desarrolla su tarea diaria de acuerdo a los estándares requeridos.

«Obviamente todo se frenó un poco al principio, cuando se desató todo y no se sabía muy bien qué iba a pasar. Yo trabajo de la manera que se requiera y también de acuerdo a lo que cada cliente pide o necesita. Lo importante es cuidarnos entre todos», asegura.

Vínculo

‘Mascota’s Viajes’ acepta distintos animales aunque la mayoría son perros de distintas razas, tamaños, edades. Para Fabio cada uno representa un nuevo desafío y una renovada posibilidad de entablar un vínculo único a partir de la convivencia y el trabajo conjunto.

«Cuando llega, el perro no me conoce y no conoce mi cara, aunque para mi es fácil tratarlo porque leés su cuerpo, su postura. El perro te dice todo, tiene lenguaje propio que es muy claro de percibir, y ellos también perciben tu lenguaje: si yo estoy tenso o asustado se dan cuenta, si estoy agresivo, o si estoy relajado y con ganas de acercarme a él. Es algo muy lindo y muy íntimo, para mí es una satisfacción enorme, es un trabajo que lo hago encantado».

Fabio llama a «Koko» para unos fotos y el Ovejero corre y salta. Muerde con todas sus fuerzas una pelota y se queda quieto cuando la correa pasa a manos de uno de los visitantes en su patio. Cuando le toca a él posar para las imágenes se une con «Tiara» y obedecen lo que Fabio les marca. Una postal de comportamiento totalmente incorporado.

«Mi idea es seguir sumando servicios. En unos años cuando me jubile como militar voy a seguir con esto porque además de esa, también tengo esta vocación por los animales, me he capacitado, instruido y sé que el manejo que tengo es producto de mi conocimiento y las ganas con las que hago mi trabajo. Cuando la gente te confía su mascota es por algo, y uno tiene que responder de la mejor manera a esa confianza», dice Fabio y «Koko» deja caer la mirada y parece asentir lo que escucha. No hay dudas, la confianza entre ellos es mutua.