Inicio La Pampa Falleció Susana Evangelista

Falleció Susana Evangelista

HISTORICA LOCUTORA DE LU33

En Santa Rosa, a la edad de 74 años dejó de existir ayer Susana Evangelista, perteneciente a una conocida familia de la ciudad quien alcanzaría trascendencia en el mundo de la radio por haber sido la primera locutora de LU33 Emisora Pampeana. Algunos la describía como la chica con la voz de azúcar, por su dulce manera de hablar a través de micrófono.
Fue la mañana del 1 de diciembre de 1970 cuando una voz -que se haría inconfundible con el paso de los años- ponía al aire la primera radio AM de La Pampa, situación que habría de compartir con Mario Boschi y Antonio Goncálvez, también encargados de aquella transmisión inaugural.
Durante varios meses, antes de que la radio estuviera al aire, un grupo importante de personas fue convocado a realizar distintas pruebas para ocupar los cargos de informativistas, locutores y operadores, y entre los que pasaron exitosamente aquel primer filtro estuvo Susana, para integrar lo que sería el plantel inicial de la flamante emisora.
Profesora de piano -fue docente de música en colegios primarios-, tenía un tono de voz que modulaba con excelencia; pero además contaba con el don de interactuar con creatividad con los oyentes, que la convirtieron en una de sus voces favoritas.
Eran los tiempos en que LU33 ejercía un claro liderazgo, llegando no sólo a todos los confines de nuestra provincia sino además a otros lejanos lugares -como podrían ser ciudades como Rosario o Bariloche-, e incluso al otro lado de la cordillera, porque se podía escuchar en algunas localidades chilenas.

Años gloriosos.
Compartió los mejores años de Emisora Pampeana -«tiempos gloriosos de la radio», definió alguien que fue compañero de Susana-, desde los inicios cuando Sebastián Parodi era el director. El plantel de trabajadores lo integraban entre otros César Dinarde, Roberto Ramonda, Guillermo Fernández, Antonio Goncálvez, Cheno Guesalaga y Armando López. Pero también estaban en ese grupo Lorenzo Marini, Félix Domínguez, Ignacio Soporta, Quique Aldaya, y los técnicos Julio Espinosa y Sigfredo De Petris. Más tarde llegarían para compartir con Susana Evangelista y el resto del equipo Bibiana Córdoba, Hugo Sabarots y Juan Carlos Carasay, entre otros.
Durante los primeros años, y hasta bien avanzado los años ’80, LU33 fue un suceso y cada uno de sus programas redundó en reconocimientos a las figuras de la radio que lo ponían en el aire. Siempre, junto a esos éxitos, compartiendo el micrófono, estuvo Susana. Con El Negro Goncálvez en «La Manija» -un ícono por décadas-; con Guillermo Fernández en «Fueye, presencia de tango»; y en cada transmisión importante que llevaba adelante la que era entonces la radio más fuerte de La Pampa.
Las grandes fiestas provinciales gozaron del privilegio de contar con la voz en la locución de Susana Evangelista. La Fiesta provincial del trigo de Eduardo Castex, la de la Ganadería en Victorica, y en todo gran acontecimiento donde LU33 estuviera presente.

El final.
Más allá de lo profesional, se jubiló como profesora de música- y hasta no hace muchas semanas dispuso en la misma radio en la que trabajó tantos años de un micro espacio que denominó, precisamente, Mesa de Docentes.
Su salud había desmejorado en los últimos tiempos -salía sólo ocasionalmente de su hogar-, y ayer en un nosocomio local donde estaba internada se produjo su fallecimiento.
Su deceso enluta a la familia que conformaban con su hijo Diego y sus hermanos Rubén (Cacho Arenas), Carlos y Meri, además de un amplio círculo de amistades que la trataron en tantos años de labor profesional, en la docencia, y en su vida de todos los días.