Inicio La Pampa Falta de mantenimiento complicó a La Adela

Falta de mantenimiento complicó a La Adela

CIERRES EN RIO NEGRO

En las últimas semanas se intensificaron los «Cierres exitosos». Así informó el diario Río Negro este sábado, al tratar un tema delicado y que compromete al servicio de electricidad en la ciudad rionegrina de Río Colorado y en la pampeana de La Adela. Según confiaron, los cortes de energía comenzaron a registrarse en horas de la madrugada y en forma diaria, e incluso fueron repitiéndose en varias ocasiones. Desde el Concejo de Administración de la Cearc, esperan que en esta semana arriben responsables del Ente regulador de energía o Edersa para brindarles explicaciones a la población sobre lo ocurrido. Según especialistas, las causales son por la falta de mantenimiento para garantizar el buen traslado de la energía.
Los re cierres son cortes enérgicos abruptos, con una duración de microsegundos, por lo que al momento de reiniciarse, provocan fuertes golpes de tensión, que afectan directamente a todos los electrodomésticos o equipos electrónicos que se encuentran funcionando en ese momento.
En ese contexto, el medio citado, aseguró haber intentado contactar a los responsables técnicos de la Cearc, aunque éstos se excusaron con que en el transcurso de esta semana se realizará la presentación oficial.

¿Cuál es el motivo?.
Los «re cierres» son un sistema de protección con el que cuenta la empresa responsable de enviar la energía a la localidad de Río Colorado, para evitar un corte mayor de algunos minutos, que podrían generarle una multa a Edersa.
En su publicación, el diario Río Negro reunió la opinión de varios técnicos expertos, que señalaron que los «re cierres exitosos», son producto de la falta de un adecuado mantenimiento de la línea de alta tensión, que llega de la central de Céspedes, desde Pomona, de 132 Kv. Allí está conectado Río Colorado desde el año 1994.
Según los profesionales que conocen del sistema, desde hace décadas no se concretan las labores necesarias, como el posible recambio de algunos elementos que ya cumplieron su vida útil, para garantizar el buen traslado de la energía, en el tendido de unos 150 kilómetros hasta la estación transformadora de Río Colorado.
Años anteriores se reunieron los principales responsables de Edersa, la Cearc y el EPRE, que analizaron situaciones similares a las actuales. Allí se había acordado supervisar y retirar aquellos dispositivos que presentaban anormalidad, causantes de las perturbaciones, y cumplir con el «perfilado» de las cadenas de aislamiento.