Inicio La Pampa Familia perdió todo en incendio de casa

Familia perdió todo en incendio de casa

PUELEN: PUESTEROS AUXILIABAN A UN VECINO CON COMBUSTIBLE CUANDO SE ORIGINO EL SINIESTRO

Una familia de puesteros de Puelén perdió todo a causa de un incendio en su casa, ocurrida durante la mañana del sábado pasado. Un motociclista llegó al puesto de la familia Sosa, que está sobre la ruta nacional 151 en inmediaciones de Puelén, y les pidió nafta, en el manipuleo se produjo un incendio que literalmente arrasó con el lugar. Hasta les quemó los ahorros en efectivo.
En la zona, pobladores del oeste, donde los damnificados son muy apreciados, lanzaron una campaña de donaciones para brindarles apoyo.

Incendio devastador.
La noticia se conoció a través de los medios zonales, como Radio Génesis, quienes en sus crónicas señalaron que la situación ocurrió pocos minutos después de las 8 de la mañana, en el puesto de la familia Sosa, que está ubicado sobre la vera oeste de la ruta nacional 151, entre los kilómetros 253 y 254, a aproximadamente 50 kilómetros al norte de la localidad de Puelén.
En esos momentos, un vecino, oriundo de la zona, arribó al puesto de los Sosa pidiendo auxilio porque se había quedado sin nafta en su vehículo. Aseguran que el siniestro sobrevino cuando trasladaban el bidón con nafta. Suponen que habría chorreado en el piso y el combustible se coló por debajo de un freezer donde una chispa habría originado el foco ígneo.
En pocos minutos las llamas se extendieron por toda la vivienda y se hicieron incontrolables. El fuego arrasó con todo a su paso incinerando el mencionado freezer, la heladera, dos cocinas, modular, camas, mesa, sillas, ropa y otros elementos. Además la vivienda quedó prácticamente demolida, los daños fueron totales.
Pero, además, la familia Sosa perdió a dos perros que eran las mascotas, y una importante cantidad de dinero en efectivo, alrededor de 600 mil pesos, que eran sus ahorros. Los dueños de casa, en la desesperación, intentaron apagar el incendio, pero resultó imposible. Tanto el jefe de la familia, Omar Sosa, como uno de sus hijos sufrieron algunas quemaduras en sus manos.
Al sitio del siniestro se convocó a policía de Puelén y a dotaciones de bomberos de las localidades de 25 de Mayo y Algarrobo del Aguila. Los servidores indicaron que cuando arribaron al lugar se encontraron con un panorama desolador. El puesto estaba totalmente destruido, y en las inmediaciones, la familia contemplaba con tristeza dolor y lágrimas su casa destruida por el voraz incendio. Solamente pudieron «enfriar» los escombros.

Campaña solidaria.
Los Sosa son una familia muy apreciada en esa zona, y quedó demostrado cuando el mismo sábado, a horas del siniestro, conocidos, familiares y vecinos de la zona de Puelén, Algarrobo del Aguila y 25 de Mayo, lanzaron una campaña de apoyo.
Los puesteros quedaron con lo puesto, por lo que los organizadores de las donaciones dieron detalles de las necesidades de indumentaria y calzado para las seis personas, entre ellas un niño de 8 años. Pero, además el jefe de la familia, Omar, es paciente de alto riesgo y necesita nebulizador, tensiómetro, kit de diabetes, faja especial para eventración, elementos que el incendio destruyó.
La familia Sosa apostarán a reconstruir el puesto. Y para poder levantar nuevamente su casa, necesitan chapas, aberturas, tirantes, machimbre, es decir todo lo necesario para poder reconstruir su hogar. A esos fines habilitaron el teléfono 299-4764042 para aquellos que quieran hacer una buena acción dándole una buena mano a esta familia del oeste que, por ser solidarios, se quedaron sin nada.
Afortunadamente, la cruzada solidaria, impulsada por medios locales y las redes sociales dieron sus frutos. Ayer, Omar Sosa y su familia, aseguraron que «no dan más de felicidad» del acompañamiento. «La gente ha respondido solidariamente en un momento tan duro», reconocieron.
La familia comunicó que ya no necesitan más ropa, ni cocinas, porque «la gente con sus donaciones colmaron la casa». Mientras que sí «nos hacen falta aberturas, puertas y ventanas, chapas, tirantes, cemento. Y también ropa de cama», señalaron.