Inicio La Pampa Fepamco advierte por un aumento en la morosidad

Fepamco advierte por un aumento en la morosidad

POR LA CRISIS, CADA VEZ MAS PAMPEANOS NO PUEDEN PAGAR LA LUZ

El presidente de la Federación Pampeana de Cooperativas (Fepamco), Carlos Santarossa, aseguró ayer que «es alarmante» el aumento de los asociados -de las entidades solidarias- que no pueden pagar la boleta de luz y criticó al gobierno por la política económica nacional de tarifazos y suba de los insumos dolarizados, que perjudica al sector.
«Nosotros no llevamos estadísticas mensuales sobre la facturación de la energía, de eso se encarga la APE, pero hemos visto sí una disminución en el consumo como surgió en los medios», resaltó el dirigente, advirtiendo que es cada vez mayor el número de asociados con dificultades para pagar la electricidad ante la crisis económica.
La CPE de Santa Rosa confirmó en los últimos días una caída del 5,2% del consumo de energía en mayo pasado con respecto a igual período del año pasado, acumulando 13 períodos consecutivos de retracción, en el marco del freno de la actividad económica y la recesión.
«Se le hace dificultoso a la gente poder llegar a fin de mes, y eso es una realidad que también va por el cobro de la energía. Bajó el poder adquisitivo de los argentinos -por la creciente inflación- y el dinero alcanza cada vez menos», manifestó.
La situación económica también se refleja en el sistema cooperativo. «Nosotros vemos que aumenta la morosidad y tenés que mandar más cantidad de avisos de corte de la electricidad», afirmó Santarrosa, señalando que «la situación es alarmante y propia de la situación general del país».
«La demora en el pago es mayor, es cierto, pero las cooperativas entienden ciertas situaciones, y a diferencia de las multinacionales, mandan los avisos de corte del suministro de energía. Esta situación la vimos cuando empezó a aumentar el costo de la energía», señaló.
El costo de la energía subió principalmente en el componente nacional, que en 2015 era del 17,12 por ciento y ahora llegó a 50,43. El valor de la energía evolucionó el 2.240 por ciento y el transporte 2.193 por ciento.
La administración provincial (APE) tenía un impacto del 11,97 por ciento y hoy es de 7,63 por ciento, dejando en claro que la participación del Estado provincial en el costo de la energía cayó a la mitad. Las cooperativas participaban en el 70,27 por ciento y en la actualidad, la cifra llega a 39,43 por ciento.
En 2018, la componente nacional del costo de la energía subió el 68 por ciento entre enero y agosto y el transporte el 46 por ciento, mientras que la APE y las cooperativas lo hicieron en un orden menor, el 30 por ciento.

Obras.
Santarossa explicó que «si hay complicaciones financieras de cooperativas todavía no se trataron en la federación» pero el escenario «es cada vez más difícil. La APE hace meses corrió el vencimiento del pago que deben hacer las cooperativas del día 8 al 15 y eso ayudó, porque es difícil que la gente pague a término».
Por otro lado, explicó que los vaivenes de la economía complican a las cooperativas que ya no hacen obras nuevas. «Tenemos un buen sistema, incluso con las obras del Plan de Convergencia, pero dejamos de invertir y hoy gastamos lo recaudado para funcionamiento».
Además, señaló que «si las entidades tenían obras de expansión, cambio de vehículos, compra de equipamientos, no se puede hacer, ni siquiera se hacen proyectos. Hay un parate general, sin hacer mejoras, si seguimos así a futuro, sin saben cuándo, se puede resentir el sistema».