Fernández es el vice, dijo Marín

ROJAS ACEPTO ENCABEZAR LA LISTA DE DIPUTADOS DEL PERONISMO

El intendente de Toay, Ariel Rojas, dejará el distrito y encabezará la lista de diputados provinciales del Partido Justicialista que llevará como candidato a gobernador de La Pampa al diputado nacional Sergio Ziliotto en las elecciones de 2019.
Rojas se reunió ayer con Ziliotto, el diputado nacional Ariel Rauschenberger y el jefe de campaña del PJ en la provincia y actual ministro de Gobierno, Daniel Bensusán.
En esa reunión, los dirigentes conversaron sobre el desarrollo del armado provincial del justicialismo y en cada localidad del interior.
La novedad se conoció a través de la red social Twitter del candidato a gobernador, quien subió una foto junto a un breve texto, titulado “Consolidando la unidad”. De este modo, oficializó el acuerdo con la presencia de dos representantes de la línea creada por el ex gobernador Oscar Mario Jorge.
Tras la reunión, tal como lo daba a entender el mensaje, trascendió que Rojas aceptó el primer lugar en la lista de diputados provinciales del PJ. Coincidentes versiones consignaron anoche que tras el ofrecimiento a Rojas, que había trascendido días atrás, el intendente dudaba entre la alternativa de irse a la Legislatura provincial o consolidar su poder territorial buscando una nueva reelección en el distrito.
Pero ayer, finalmente, durante la reunión Rojas comunicó su decisión de estar al frente de la boleta para la nueva lista de diputados provinciales.
En cuanto a la vacante que dejará como jefe comunal toayense, se supo que el viceintendente Rodolfo Alvarez sería el candidato para sucederlo en la intendencia, relegando al vernista Martín Rojas, quien se desempeña actualmente como director de Asuntos Vecinales.
De este modo, el acuerdo de unidad comienza a delinear sus trazos más gruesos, luego que la Plural pusiera el candidato a gobernador, Convergencia Peronista confirmara ayer a través de Rubén Marín a Mariano Fernández como candidato a la vicegobernación y Compromiso Peronista quedará al frente del nuevo bloque de legisladores provinciales del PJ.

Mariano Fernández acompañará a Ziliotto
Mariano Fernández acompañará como candidato a vicegobernador a Sergio Ziliotto, en la fórmula que intentará darle continuidad a la gestión de Carlos Verna en la provincia. Así surge de las expresiones de Rubén Hugo Marín, presidente del Partido Justicialista y líder de la línea Convergencia Peronista, quien sostuvo que el postulante “ya sabía” desde hace algunos días que él sería designado. En diálogo que mantuvo en su residencia con LA ARENA, el cuatro veces gobernador dio a entender que hubo operaciones mediáticas sugiriendo los nombres de sus hijos Varinia y Espartaco, pero que estos desde un principio le habían anticipado que ellos no tenían intenciones de ir en el segundo lugar de la boleta del PJ.
–¿Hay decisión en Convergencia?
–Sí, realmente la decisión estaba tomada en la última reunión del partido, lo habíamos hablado con Mariano, incluso hasta con el gobernador…Si vos me decís por qué se demoró, porque también queríamos recoger información del resto de los compañeros de Convergencia…no íbamos a ser tan imprudentes de sugerir algo que no tuviera la correspondencia ni de los compañeros ni del gobernador… Para aclarar un poco esta situación que ha tenido idas y venidas…
–Usted le dijo hace una semana a un periodista de LA ARENA que el mejor candidato era Mariano Fernández.
–Sí, se lo dije a (Alejandro) Levintan, que me habló por teléfono, que hoy el mejor que podíamos presentar era Mariano, pero mi intención nunca fue desconocer las virtudes de muchos compañeros que las tienen sin dudas.
–¿Alguna vez evaluó que Varinia o Espartaco (sus hijos) pudieran ser candidata o candidato a vicegobernador?
-En absoluto, no solo que no lo evalué, sino que ellos en primera instancia me dijeron que no, que para eso con ellos no cuente.
–Lo de Lichi (Varinia) era sabido.
–Lo de Lichi y lo de Taco…
–Pero lo de Taco sería distinto, porque es joven y tiene pretensiones políticas y podría ser natural.
–Tiene pretensiones políticas, pero también tiene su estrategia personal y no era este momento para ir a disputar o hacer un planteo. Pero cuál era el problema, ninguno… es más cómodo tocar temas de hasta tipo familiar, y yo tampoco soy tan ingenuo de saber que también hubo intereses de algunos que pasan información incorrecta… pero a sabiendas, no porque se equivoquen, aquí no se equivoca nadie.
–¿Y por qué se habló bastante de ellos dos?
–Tanto particularmente Lichi, pero también lo de Espartaco (que se los mencionara), se inició simplemente cuando Carlos (Verna) habló de su problema de salud, pero no lo dijeron ellos… Aparte tendrán muchos defectos como tiene el padre pero indudablemente tienen sentido de lealtad y la saben, la conocen y creo que Mariano (Fernández) puede dar fe… Lo que sí me duele es que nunca se los juzgue por el trabajo, por lo que hacen. Creo sí que es mala fe cuando quieren plantear como que hay una cuestión familiar.
–Usted se enojó con algunos periodistas, pero esa información en algún lado nace. No es alguien se levanta un día y dice voy a escribir o hablar de tal manera para molestar…
–Es cierto, pero puedo decir que todos los periodistas de acá, si llueve o no llueven me llaman por teléfono y nunca me he negado, nunca me he opuesto a que me llamaran. En absoluto. Entonces creo que si hay algo en lo que tienen dudas basta con levantar el teléfono y preguntarme. Con eso era suficiente, y por eso realmente no creo en la buena fe de algunos.
–¿Y por qué se enojó con Mariano Fernández cuando habló de una lista. ¿No se hizo nunca eso?
–Es que realmente nunca hubo dos o tres nombres para la vicegobernación. Siempre hubo uno, y los otros los pusieron los medios.
–¿Pero en el anterior mandato de Carlos Verna cómo fue?
–Fue en una reunión, no me acuerdo dónde, si en una oficina en Pico… Es Fernández, le dije. Creo que Mariano con Carlos (Verna) no tenía tanta relación, pero ahora lo ha conocido funcionando y seguramente lo pondera bien. Pero además uno tiene responsabilidades porque hay que ganar. Y como para mí el peronismo no es sólo un partido político sino también una forma de vida, cómo voy a llevar adelante una actitud que vaya contra los intereses partidarios…
–Esta decisión que anuncia es lo que sugerían de alguna manera el gobernador Verna y el propio Sergio Ziliotto.
–Yo hablé con Verna, y realmente las sugerencias las veo mediáticas. Pero sí, un poco me había manifestado el gobernador que realmente tenía confianza y lo convencía el desempeño de Mariano. Y le dije macanudo, yo quiero hablar también con nuestro espacio y que sepan cuál es. Además me parece que sería absurdo o torpe proponer junto con los demás compañeros un candidato a vice que no esté avalado por el gobernador, es de sentido común. Además tengo experiencia desde el año ‘73, cuando no fueron muy cómodas (las relaciones), pero como el tema tuvo una inserción mediática desvirtuada por algunos, decidimos quedarnos quietos por unos días. Que se ocupen de otras cuestiones, como el G20, o River–Boca… Pero reitero que Mariano lo sabía desde que hicimos la reunión en el partido.
–¿Cómo sigue esto, ya comunicó a Carlos Verna, Ziliotto, o a alguien institucionalmente?
–No. No lo hablé con Carlos porque ya lo habíamos hablado originariamente… Además llegó ahora , creo que ayer, de Buenos Aires… Y bueno, espero que se reponga, que este un poco mejor.

Entre Taco y Lichi
El presidente del PJ, y líder de Convergencia, pidió que a sus hijos “se los califique por su actividad, por su trabajo, por cómo se desempeñan en lo que tienen que hacer”.
“A Taco que lo juzguen por su desempeño, ese es el hecho… no porque es ‘el hijo de’, como si fuera una cuestión familiar”, dijo Rubén Hugo Marín, algo dolido por la situación.
Con respecto a Varinia (Lichi) el ex gobernador sostuvo que no ha querido ser candidata cuando se lo propusieron, “por su contexto familiar… Pero que la califiquen por su trabajo aquí en la Cámara (es Secretaria Legislativa)… son los diputados los que pueden juzgarla”, consideró.

“Buena propuesta del justicialismo”
“Para mí Ziliotto–Fernández es una buena fórmula, es una buena propuesta del justicialismo, pero vamos a tener que trabajar como lo hemos hecho siempre. Y además una vez que sale la fórmula no andamos dando vueltas”, reafirmó Rubén Marín sobre cómo ve el binomio que competirá por los más altos cargos en la provincia.
El ex gobernador eludió referirse a las recientes encuestas conocidas del radicalismo, “porque la cuestión es ver cómo arreglamos los problemas nuestros sin ocuparnos del problema de los competidores. Soy optimista, y creo que tenemos razones para serlo, por lo menos esa es mi impresión personal”.
Marín elogió “la actitud del gobierno de La Pampa no sólo por preservar la autonomía sino también de respetar a la sociedad. Esas decisiones hicieron que se respetara a la provincia”. Puntualizó que aquí “aún en situaciones complicadas como estas se cobran los sueldos, la salud publica funciona, la educación funciona… Pueden tener mejores pretensiones o no, pero creo que los empleados estatales en mi concepto conocen cual es la realidad de la provincia y se manejan dentro de ese cuadro”.
Consultado si los errores en la gestión de Mauricio Macri –más allá que serán elecciones por separado– ayudan al PJ, contestó con su habitual y lacónico “no lo sé”. Y agregó: “Considero que el pampeano tiene su autonomía, y observa lo que pasa con el gobierno nacional… Pero además uno ve la problemática en los propios radicales, que se sienten incómodos y lo comprendo: porque les toca pagar costos sin ser responsables. Esta es la verdad…”.
“Y con respecto a la separación del proceso electoral, me parece que ayuda para ir buscando una autonomía política de nuestra provincia, para que una buena gestión o no de un presidente no incida en la ciudadanía. Que el electorado pampeano juzgue de acuerdo a su voluntad y lo que pasa en la provincia. Después que se hable de conveniencias políticas para adelantar es desvalorizar al votante”, concluyó Marín.