Fernández Mendía, en una comisión

La Comisión Iberoamericana de Ética Judicial, con la nueva conformación, que incluye al ministro del Superior Tribunal de Justicia, Eduardo Fernández Mendía, realizó su primera reunión a través de una videoconferencia que abarcó a nueve países.
El diálogo entre sus integrantes fue dirigido, desde Oviedo, por el presidente del cuerpo, el español David Ordóñez Solís. Fernández Mendía tuvo varias intervenciones y las hizo desde el Salón de Acuerdos a partir de la conexión realizada por personal del STJ del área de Sistemas y Organización.
El ministro pampeano fue elegido para conformar la Comisión durante la XIX Cumbre Judicial Iberoamericana, organizada en abril en la ciudad ecuatoriana de Quito. Él fue el único juez provincial electo, ya que el resto de los miembros son jueces de las cortes supremas -u organismos análogos- y de los consejos de la Magistratura.
En esa ocasión también fueron designados, para incorporarse a otras comisiones, el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Luis Lorenzetti; la vicepresidenta, Elena Inés Highton de Nolasco; y el titular del Consejo de la Magistratura de la Nación, Miguel Piedecasas.
La Comisión Iberoamericana de Ética Judicial -la misma que en Quito distinguió a la jueza pampeana Elvira Rossetti con el premio al Mérito Judicial- está integrada, además, por magistrados de Colombia, Chile, Paraguay, República Dominicana, Panamá, Uruguay, Costa Rica y Ecuador. Solo el representante de este último país no intervino en la videoconferencia.
Por otra parte, la Comisión anunció las bases y condiciones para que jueces provinciales y nacionales participen del XII Concurso de Trabajo Monográfico, cuyo tema será “Prudencia”. Los requisitos pueden consultarse por internet.