Financiar obra pública, 58% más caro

PREOCUPA EL IMPACTO DE LA INFLACIÓN Y DÓLAR EN LA CONSTRUCCIÓN

El presupuesto de este año se realizó sobre la base de un dólar promedio de 19,4 pesos. Hoy la divisa norteamericana roza los 30 y el promedio inflacionario de los materiales nacionales de construcción orilla el 27%. La provincia deberá afrontar un desembolso extra de 2.412 millones de pesos.
JUAN JOSE REYES
No es nada cómoda la situación del ministro de Hacienda, Ernesto Franco, a la hora del financiamiento de la obra pública provincial comprometida, más allá de que la transferencia de impuestos coparticipados siga creciendo por sobre los estimado. La señal de que la inversión en infraestructura será variable de ajuste se combina letalmente con el incremento de los insumos, luego de la escalada del dólar de los últimos días.
Materiales como el acero se encarecieron un 30% y el asfalto 18%. En cinco meses de 2018, el denominado “Indice Construya” acumuló un crecimiento del 10,7% en comparación con igual período año anterior en insumos con componente 100% nacionales.
Ladrillos cerámicos, cemento portland, aluminio, pisos, aceros largos, carpintería de aluminio, pastinas y grifería, adhesivos, impermeabilizantes sanitarios y caños conducción de agua.
La de componentes importados creció 40% y con paritarias al 15% de aumento con cláusula de revisión. Lo que resta del año no supone mejor panorama ya que con el FMI se fijaron metas para el BCRA de una tasa interanual del índice de precios al consumidor del 27% y el dólar continuará con un tipo de cambio flexible atada a la volatilidad externa (suba de tasas en EE.UU.).

Costos preocupantes.
El Ministerio de Obras Públicas administra la construcción de infraestructura presupuestada de cinco organismos públicos claves de la provincia (DPV, IPAV, APA, APE y Educación). Como se explicó, el costo de las obras recientemente finalizadas y las que aún están en ejecución a entregarse este año creció en 2.412 millones de pesos a causa del acrecentamiento de los costos de los materiales para la construcción, la inflación y el dólar.
Solamente Obras Públicas y la Dirección Provincial de Vialidad tuvieron un presupuesto para obras, que finalizaron en este ejercicio, de 776,9 millones y se actualizaron en 1.238 millones de pesos. Las que están en ejecución que alcanzan los 757 millones a junio se actualizan en 1.238 millones de pesos. El IPAV en viviendas finalizadas pasó de 427 a 893 millones y en las que tiene aún en ejecución (1.450 casas) pasó de 1.008 a 2.128 millones de pesos.

Agua.
Dejando de lado los incrementos en el área educativa (casi 80 millones), el otro sector importante que subió fue el de la Administración Provincial del Agua (APA) que en las finalizadas pasó de 147 a 273 millones y en las que están en ejecución al mes de junio de 2018 de 229 a 274 millones de pesos.
En síntesis, de 3.422 millones de pesos presupuestados en este ejercicio (con algunas obras de 2017 que se terminaron en este), se pasó a 5.834 millones.
Ni qué hablar del sombrío panorama para los constructores abocados a la obra pública. Aquélla no comenzó en mayo, con la escalada del dólar pero se acentúo a un nivel que compromete fuertemente la actividad en una provincia que cumple en tiempo y forma con los certificados de obra.

Obras en ejecución.
Hay varias obras importantes en ejecución a la fecha. Solo con la empresa Vial Agro SA hay 527 millones que actualizadas ya orillan los 765 millones de pesos. Incluyen las 300 cuadras en General Pico desde julio de 2016 (solo restan 7 meses y el estado de avance es del 60%).
Sus costos pasaron de 230,5 a 371,3 millones de pesos, es decir un acrecentamiento del 61%. Esa mega obra, un anuncio preelectoral de Carlos Verna en 2015 para el norte regional, es la infraestructura de pavimentación de calles más grande en la historia provincial. Pero Vial Agro también está repavimentando la ruta provincial 102 (pasó de 123 a 271 millones); la Ruta Provincial 4 que pasó de 154 a 202 millones.
También lo hace en otras rutas de la provincia (de 159 a 205 millones); el acceso escuela agro técnica santarroseña (de 10 a 11,5 millones) y tiene paralizada la pasarela de la Ruta Provincial 34 en 25 de Mayo.
Otras obras las tiene la firma Boetto y Butilengo en el arreglo de la Ruta Provincial 1 que pasó de 154 a 202 millones de pesos y las dos obras de Jubete en Santa Isabel y el Bajo Giuliani que pasó de 59 a 62 millones de pesos.

Viviendas.
En lo que refiere a las casi 1.500 casas a entregarse en septiembre (la mayoría están al 90% de avance aunque falte el gas aún) se las reparten ECOP (pasó de 168 a 368 millones de pesos con redeterminaciones); IACO de 223 a 303 millones e ILKA de 107 a 334 millones de pesos de importes apreciados.
En conclusión, puede decirse que la construcción es sin dudas uno de los sectores más dinámicos de la economía provincial, donde juega fuerte la obra pública además del impulso de la construcción privada. Los cambios de última hora en la política económica y monetaria del gobierno nacional ponen en alerta a las compañías constructoras por un lado y la complica la coyuntura para el erario y tesoro público por el otro.