Inicio La Pampa Firmaron dos convenios

Firmaron dos convenios

OBRAS HIDRICAS Y DESAGÜES

El gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, firmó un convenio para la ejecución de dos programas de mantenimiento de obras hídricas y desagües pluviales en Toay y Colonia Barón. Según se acordó, la provincia aportará cerca de $3 millones para la realización de trabajos en esas localidades.
De la firma del acuerdo participaron también el ministro de Obras y Servicios Públicos, Ramón Garay, el titular de la Administración Provincial del Agua (APA), Javier Schlegel, y los intendentes de ambas localidades. Según se estableció, Colonia Barón recibirá $1.992.500 y Toay $850.000, dinero con el cual se harán trabajos como limpieza de canales y tosqueras.
El convenio se firmó en el marco del Programa para el Sector de Desagües Cloacales (Prosedec) y del Programa Provincial de Agua y Saneamiento (Propays). En ese sentido, Ziliotto expresó: «Son programas que se nutren de fondos que se descentralizan, de esta manera los municipios no sólo pueden resolver problemas de la comunidad, sino que también generan mano de obra en la localidad activando la economía local».
Además, el primer mandatario provincial remarcó su «voluntad de seguir trabajando en un proceso de descentralización», y aseguró: «Creemos en los intendentes, en su poder de gestión y a su vez en la eficacia de sus gestiones».

Dos etapas.
Por su parte, el ministro Garay explicó que en el proceso de gestión «primero hay que escuchar a los intendentes que son los que conocen la realidad local y en esa línea el Gobierno permanentemente se reúne con ellos para definir la obra pública y ver las necesidades».
Y en segundo lugar, agregó, «debemos ver la necesidad de cada ministerio, que también tiene requerimientos en determinadas localidades. En función de eso y en base a las solicitudes que presentan nosotros proyectamos y luego ejecutamos».
A su vez, la intendenta de Colonia Barón, Sonia Luengo, detalló las obras que se realizarán en su localidad. Dijo que limpiarán el canal que va del acceso norte hasta el cementerio de Villa Mirasol y también la profundización de una tosquera de 250 metros.