Firmaron las mensuras para expropiar

PORTEZUELO DEL VIENTO

El gobierno de la provincia de Mendoza sigue dando pasos concretos para la ejecución de la obra Portezuelo del Viento, la represa que embalsará el río Grande y que La Pampa resiste por los riesgos ambientales y productivos que causará en nuestra provincia. La semana pasada se aprobaron las mensuras que permitirán expropiar las tierras privadas donde estará el represa y su embalse.
Según informó Diario Uno en su edición del lunes, la superficie alcanza a 4. 093 hectáreas privadas, cuyos ocupantes serán relocalizados. Esta superficie se suma a las 9.775 hectáreas de carácter estatal que se verán afectadas.
Tras la publicación del decreto oficial, se notificará a los privados sobre la expropiación. Las casi 15 mil hectáreas que deben despejarse para construir la represa hidroeléctica se encuentran en Las Loicas, en Malargüe.
Del área, el 75 por ciento son terrenos estatales que serán reafectados; el resto pertenece a privados. “Así estamos concluyendo las gestiones que dependen de Mendoza, mientras técnicos de Emesa concluyen los pliegos para el llamado a licitación internacional, y que en el segundo semestre se llame a licitación y el año que viene la obra esté adjudicada”, explicó el ministro Martín Kerchner.

Detalles.
A fines de mayo, Diario Uno publicó: “Ultiman detalles para Portezuelo y esperan llamar a licitación en el segundo semestre”. Uno de esos “detalles” era el decreto de la Dirección de Catastro que reclamó el Gobierno nacional.
Diario Uno acompañó esta información con una simulación gráfica de cómo se verá el paredón de la represa cuando esté terminado. “Tendrá 187 metros de altura”, aseguró DU.
Portezuelo del Viento “es una de las obras más esperadas por Mendoza”, provincia que ya ha invertido “74 millones de pesos solamente en estudios geológicos y diseños del proyecto”, recordó el diario. “Actualmente están empezando a trabajar en la declaración de impacto ambiental y la idea del Gobierno es lanzar la licitación lo antes posible”, abundó.
Según afirmó el ministro de Economía mendocino, Martín Kerchner, “ya se abrió el data room y hay 30 empresas que se presentaron interesadas y están revisando los pliegos” para la construcción de la obra. La intención del gobierno de Alfredo Cornejo es comenzar el proceso del llamado a licitación en el segundo semestre de este año para que el año que viene se firme el contrato con la empresa adjudicataria y se dé inicio a la obra.
“Esos son los plazos que manejamos, son reales y no está en duda porque los gastos empiezan recién a fines del 2019”, agregó el ministro.