Inicio La Pampa Fiscal desestimó denuncia

Fiscal desestimó denuncia

MALTRATO Y VIOLENCIA DE GENERO

(25 de Mayo) – Ayer, la municipalidad de esta localidad, mediante un comunicado, reveló que el fiscal Juan Bautista Méndez desestimó la denuncia de maltrato laboral y violencia de género que la Coordinadora de Acción Social, Mirta Noemí Larrazábal, había planteado contra el titular de esa área, Celso Retamales, y otra funcionaria, Paola Rodríguez. «De la denuncia no surge la comisión de delito penal», entendió el funcionario judicial. En tanto, el intendente Abel Abeldaño anunció que no habrá sanciones, que «ni los denunciados, ni la denunciante, dejarán de ser parte del equipo de gobierno».
Fuentes policiales confirmaron a LA ARENA que la demanda fue plasmada por la funcionaria, de 63 años, el jueves 6 de mayo ante la Unidad Funcional de Género, Niñez y Adolescencia. Denunció que desde hace aproximadamente un año sufre maltrato laboral.
La denunciante, en su presentación, inculpó a Retamales y a otra funcionaria, Paola Rodríguez. Aseguró que el primero hace aproximadamente un año ha tenido para con ella «insultos, hostigamientos, burlas», mientras que la segunda -quien ingresó hace tres meses- mantuvo actitudes similares.
En tanto Retamales le negó a este diario los hechos denunciados. «Realmente estoy afectado, es una situación dolorosa. Afortunadamente lo que pasó fue en una reunión -realizada en miércoles- donde había cinco funcionarias y yo. Le comuniqué que había que hacer cambios en su área y me acusó de machista, le dije que no se lo permitía, que era solo una cuestión de optimizar el trabajo, que debíamos reacomodar su sector y se sintió molesta. Es todo lo que voy a decir porque hay una investigación y estoy a disposición de la Justicia. El tiempo va a decir lo que realmente pasó, pero mientras tanto no es una linda situación para nadie», dijo.

Fiscalía.
Horas atrás, las partes y el municipio fueron notificados de la resolución del fiscal Juan Bautista Méndez con respecto a la causa. El funcionario dispuso «la desestimación del presente legajo» porque «de los términos de la denuncia no surge la comisión de delito penal».
Para su decisión de «proceder a la desestimación» de la denuncia, el fiscal se basó en la presentación de la propia denunciante. En su resolución reveló que Larrazábal, al momento de la denuncia y al ser requerida por la Unidad de Género, negó haber sido amenazada por Retamales y Rodríguez, que tampoco había recibido agresiones por parte de los mismos, «solo discusiones en voz elevada con Tulio (Retamales) y Paola». Por ello, Méndez entiende que «no se desprenden de los dichos por parte de la denunciante conductas reprochables penalmente por parte de Retamales y Rodríguez».

El municipio.
El municipio, tras recibir la formal notificación por parte de la fiscal local Eugenia Bolzan, de la desestimación de la denuncia de Larrazábal fijó posición. «Ante esto, este gobierno municipal no tomó medida sancionatoria alguna con ninguna de las personas relacionadas con la causa: ni los denunciados ni la denunciante dejarán de ser parte del equipo de gobierno en su calidad de funcionarios», señalaron.
Desde el municipio entendieron que el «entredicho» se dio entre funcionarios. «Ninguna de las partes está obligada a mantener una relación que considere inadecuada, incómoda, o insoportable. Todos fueron convocados a formar parte de un equipo de gobierno, con la libertad de poder dejar el cargo en la medida en que consideren que no se ajusta a su forma de ver las cosas», expresaron.