Inicio La Pampa Fiscal pampeana fue convocada para investigar la desaparición de Facundo Astudillo Castro

Fiscal pampeana fue convocada para investigar la desaparición de Facundo Astudillo Castro

CASO FACUNDO ASTUDILLO

La fiscal federal de Santa Rosa, Iara Silvestre, se incorporó al equipo que está investigando la desaparición y muerte del joven Facundo Astudillo Castro, ocurrida el año pasado en provincia de Buenos Aires. El equipo que lleva la investigación hizo un relevamiento con drones del lugar donde apareció el cuerpo del joven, y prevé una recorrida a pie.
Los fiscales Horacio Azzolín y Héctor Andrés Heim, titulares respectivamente de la Unidad Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI) y de la Procuraduría de Violencia Institucional (PROCUVIN), emitieron un comunicado en el que informaron que el procurador general de la Nación interino, Eduardo Casal, designó el 19 de marzo a la fiscal federal de Santa Rosa Iara Silvestre en reemplazo de su colega Santiago Ulpiano Martínez, quien se excusó de seguir interviniendo en febrero por violencia moral. Con esta incorporación, la unidad fiscal de investigación quedó integrada por Azzolin, Heim y Silvestre.
Los fiscales también comunicaron que en el marco del trámite de la causa, la Cámara Federal de Bahía Blanca, con el voto de Pablo Larriera, decidió rechazar el planteo de recusación de la jueza María Gabriela Marrón que había planteado los acusadores.
El MPF consideró que la imparcialidad de la jueza había quedado afectada luego de disponer de oficio y sin control de las partes una medida de prueba por sobre la estrategia de litigación del caso que tienen los representantes luego de que se les delegara la instrucción del sumario. Por ello pidieron su apartamiento, ahora denegado por la Cámara.

Casación.
Los fiscales y la fiscal se encuentran elaborando un recurso de casación contra la decisión de la Cámara, ya que consideran que sus argumentos no fueron valorados en su totalidad, en especial en lo relativo a nuevas irregularidades cometidas por la titular del Juzgado Federal N°2 de Bahía Blanca en las últimas semanas, como no suspender la ejecución de la medida pese a varios planteos de Azzolín y Heim en ese sentido y el efecto suspensivo del recurso interpuesto.
Los representantes del MPF informaron ayer ante la Cámara Federal bahiense, en el marco del trámite del incidente de nulidad que plantearon contra esa decisión de la jueza, que consideraron que no estaba adecuadamente fundada y afectaba la independencia del organismo. Si bien la jueza rechazó la nulidad, los fiscales esperan revertir esa situación en instancias superiores y, como consecuencia, apartar a la magistrada del caso tal y como lo prevé el Código Procesal Penal.

Enfrentamiento.
Actualmente hay un duro cruce entre la Fiscalía federal y la jueza, ya que la magistrada se viene negando a realizar medidas de prueba que solicitan aquellos.
Hace pocos días, los fiscales pidieron la titularidad de los teléfonos utilizados por el presidente del Concejo Deliberante de Villarino, Omar Promenzio: la medida fue ordenada a partir de la declaración de una testigo de identidad reservada en la causa y por la cual se sospecha de la participación de policías bonaerenses en la muerte, puesto que tuvieron contacto con el joven al retenerlo en controles por circulación en pleno aislamiento por pandemia de coronavirus.
La testigo, cuyos datos se mantienen en reserva por seguridad, declaró en octubre pasado y sobre eso están trabajando los fiscales. La mujer dijo ante los fiscales que ella escuchó una conversación de Promenzio, en la que el político afirmaba que el intendente de dicha municipio, Carlos Bevilacqua, hablaban de «desaparecer cosas».
«Todavía no sabía de quién estaban hablando, pero escuchaba que hablaba con otra persona y que le decía ¿y qué dice Carlos? Que hagan desaparecer las cosas. Carlos es el intendente, por eso es que tengo mucho miedo», recordó la testigo en referencia a la comunicación telefónica que escuchó de Promenzio.
«Lo repetía Promenzio. Era como que afirmaba», recordó la testigo, quien dijo que luego le contaron que quien habló por teléfono con aquel ese día fue Juan Martín Soto, quien sería «alguien de confianza» del Municipio de Villarino.