Inicio La Pampa Fiscalía Federal inició causa contra un dirigente del PRO

Fiscalía Federal inició causa contra un dirigente del PRO

INCITACION A LA VIOLENCIA Y APOLOGIA DEL CRIMEN

La Fiscalía Federal de Santa Rosa abrió una causa de oficio contra el ex candidato a concejal de Guatraché, Hernán Haspert, quien el martes, al cumplirse 44 años del último golpe militar, reivindicó la dictadura. Fuentes confiables aseguraron a este diario que el delito que le imputarían al dirigente macrista es el de incitación a la violencia y apología del crimen.
Haspert, un ex candidato a concejal de Guatraché por el frente Juntos por el Cambio en las últimas elecciones provinciales, posteó una foto de un Falcon verde con la leyenda: «Feliz día de la patria». En los días anteriores ya había realizado otras publicaciones que también reivindicaban a la dictadura. Haspert fue como séptimo candidato a concejal de la lista que encabezó el actual intendente de Guatraché, Sergio Arrese.
El Falcon Verde fue un ícono de los secuestros y desapariciones perpetrados por los grupos de tareas de la última dictadura militar, un aparato represivo estatal que se dedicó a perseguir a los opositores en función del denominado Plan Condor, que abarcó a toda la región, pero que en Argentina logró características de una crueldad inusual.

«Vergonzante».
La publicación no solo recibió el repudio de los organismos de derechos humanos y de los familiares de las víctimas pampeanas del terrorismo de Estado. Otro actor que salió al cruce de las expresiones fue el partido radical, el socio del PRO en Juntos por el Cambio. El piquense Julio «Tito» Pechín, presidente del Comité Provincia, consideró «vergonzante» el posteo que realizó el dirigente y, además, deslizó que la Justicia tendría que investigarlo de oficio.
«En lo personal y como a todas las personas de bien, me cayó muy mal. No resistiría ningún análisis esta declaración, pero como partido tenemos que salir a contestar. Esta declaración es vergonzante, y la Justicia, de tener tiempo, debería ocuparse de este hombre de oficio, porque está violando la ley de defensa de la democracia y haciendo una apología del delito, con algo tan significativo como un Falcon verde», señaló. «Son los sinsabores que tiene integrar una alianza, y en esto dejo de lado a Sergio Arrese que no estaba muy contento con la alianza y ahora está mucho menos», agregó.

Otra denuncia.
A la causa abierta contra Haspert se sumó ayer una denuncia presentada ante la Justicia por la Fiscal de Estado Romina Schmidt contra Matías Gordillo, un joven estudiante de la Universidad Nacional de La Pampa, que tuvo una expresión similar a la del dirigente macrista pero luego publicó un pedido de disculpas.
Matías es el hijo de Claudio Gordillo, el actual subsecretario de Energías Renovables de La Pampa y reconocido dirigente cooperativista oriundo de Doblas. «No justifico la dictadura, la repudio. El número de 30.000 es mentira y los torturados/asesinados no son todos inocentes, varios eran terroristas. Al terrorismo no se lo ataca con flores porque ellos responden con bombas», había escrito en la red social Tweeter.

Disculpa.
Ayer, luego de la repercusión que generó su texto, el joven publicó un pedido de disculpas: «Deseo expresar mis disculpas públicas a toda la sociedad, ante los hechos que son de público conocimiento referidos a mis apreciaciones sobre la Dictadura Militar, a mi entender no se interpretaron en forma correcta mis palabras en una discusión que se dio en una red social, había puesto que no justificaba la dictadura militar, la repudio, pero que no coincidía que fueron 30.000 los desaparecidos a partir de algunos informes. No fue mi intención herir la susceptibilidad de todos aquellos que fueron atrozmente reprimidos a quienes acompaño en esta lucha. Me hago cargo de lo expresado pero quiero aclarar que lo dije en esos términos, no puse foto alguna referida a todo esto. Mil disculpas y castigo a los responsables de quienes fueron los que arremetieron contra la sociedad. Perdón, no quise ofender a nadie, lejos estoy de reivindicar la dictadura, por el contrario la repudio».