Inicio La Pampa Formalizan a padre e hijo

Formalizan a padre e hijo

DESOBEDIENCIA Y TENENCIA DE ARMAS

(General Acha) – El fiscal Juan Bautista Méndez formalizó la investigación iniciada contra los dos hombres que fueron detenidos el jueves en un predio rural de la zona de Quehué. En un principio, se les atribuye haber cometido los delitos de desobediencia, tenencia ilegal de armas de fuego e infracción a la ley 22421 de conservación de la fauna silvestres; todo, en concurso real.
Fuentes oficiales informaron a LA ARENA que la audiencia de formalización se llevó a cabo ayer por la mañana, de manera virtual, a través de la plataforma Zoom. Fue presidida por el juez de control Diego Asin, quien hizo lugar al planteo peticionado por el fiscal Méndez. En consecuencia, dictó la prisión preventiva de los implicados hasta la finalización del proceso. No obstante, luego fue sustituida por la fijación de domicilio y una presentación quincenal ante la subcomisaría de esa localidad. Los imputados, padre e hijo, recibieron la asistencia técnica legal de la abogada particular Vanesa Ranocchia Ongaro.
El jueves al mediodía, la policía de Quehué recibió información que daba cuentas sobre la circulación de un vehículo por un camino vecinal de ese pueblo. Frente a esta situación, los uniformados se dirigieron hacia el lugar y constataron que dos hombres transitaban en un Renault Clio azul. Lo hacían en actitud sospechosa, por lo que fueron interceptados, ocasión en la que se observó que adentro del vehículo había un arma de fuego.
Los efectivos solicitaron documentación respecto al arma de fuego, pero se dieron a la fuga. Ingresaron al predio rural «El Trébol» ubicado en la zona rural de Quehué.
Por esa razón, a instancias de la fiscalía, el juzgado de control otorgó la orden que se materializó con colaboración de la División de Seguridad Rural de la UR-III de esta ciudad, a cargo del subcomisario Erazun, y personal policial del destacamento de Ataliva Roca, bajo las órdenes del oficial principal Sotelo.
En el marco del allanamiento llevado a cabo, los uniformados procedieron al secuestro del vehículo Renault Clio, además de elementos varios utilizados para la práctica de caza. También se incautaron teléfonos celulares, dinero en efectivo, una carabina calibre 22, un fusil calibre 306, y restos cárnicos de animales silvestres, y un avestruz sin vida.