Inicio La Pampa Formalizaron al cura Padilla

Formalizaron al cura Padilla

José Miguel Padilla, el cura de Intendente Alvear, que está acusado del abuso sexual de un seminarista, ayer a la mañana, en los Tribunales piquenses, negó los hechos que se le imputan. Primero fue indagado en ese fiscal, y luego, el juez de control Alejandro Gilardenghi, le formalizó la Investigación Fiscal Preparatoria por la presunta comisión del delito de abuso sexual agravado.
A principios de mes, Vicente Suárez Wollert (24), un joven entrerriano que años atrás ingresó al convento de los frailes Capuchinos Recoletos que dirige Padilla en Alvear, para consagrarse a la vida religiosa, denunció (primero a través de las redes sociales y luego en los medios de comunicación de su provincia), que fue abusado por el sacerdote.
El joven aseguró que los hechos ocurrieron hace cinco años, a poco de haber ingresado al convento, una noche en la que el padre fundador de esta congregación, pidió que fuera a su habitación para medirle la presión arterial y ponerle crema en un tobillo. En esas circunstancias habría ocurrido el primer episodio denunciado. Sin embargo, una semana más tarde hizo una denuncia penal en General Pico, y esto derivó en el allanamiento de la iglesia Inmaculada Concepción y del convento alvearense. En el lugar se hizo una inspección ocular y secuestró documentación de interés para la causa.

Formalización.
Ayer a la mañana, el sacerdote, acompañado de su defensor privado, Jorge Salamone, acudió a los Tribunales de esta ciudad y fue indagado en sede fiscal, donde «haciendo uso de su derecho de defensa, negó que haya ocurrido lo que estaba expuesto en la denuncia».
Luego, el magistrado le formalizó la Investigación Fiscal Preparatoria por la presunta comisión del delito de Abuso sexual agravado. Según explicó la fiscala de la causa, Ivana Hernández, el delito se agravado por la condición de ministro de culto que tiene el imputado.
«Es un delito de abuso sexual agravado por el carácter de ser miembro de un culto y es un delito contra la integridad sexual. Se impusieron medidas de coerción, sustitutivas de la prisión preventiva, que en caso de no ser cumplidas por el imputado, nos da la posibilidad de solicitar la prisión preventiva. Las medidas son varias, e incluyen la prohibición de contacto y acercamiento con el damnificado, una presentación en el organismo de contralor y medidas de ese estilo», indicó la investigadora.
Además dio cuenta que se trataría de «varias circunstancias independientes que habrían ocurrido en los transcurso de los pocos meses que estuvo el damnificado como seminarista» en Alvear.

Obispado.
También indicó que se puso en conocimiento al Obispado de La Pampa sobre la investigación que hay en curso, y que se le solicitó una serie de informaciones, a fin de incorporarlas a la causa.
«Ya hemos puesto en conocimiento al Obispado, porque se le requirió información que estamos aguardando. La pedimos a principios de esta semana y estamos esperando la respuesta. También sabemos que hubo presentaciones en el Obispado para que se tome una decisión similar a la que se tomó en Santa Rosa con el apartamiento de otro sacerdote. Son solicitudes que no tienen que ver con el proceso penal», manifestó.