Formalizaron causa por el ataque a cuatro policías

General Pico – El juez de control local, Heber Pregno, le dictó la prisión preventiva a uno de los detenidos por el ataque perpetrado el domingo a la tarde contra un grupo de policías de la Comisaría Tercera. Por el hecho, hoy se les formalizaría la Investigación Fiscal Preparatoria a otros dos sospechosos que fueron detenidos ayer a la mañana en el marco de múltiples allanamientos que se realizaron en el sector de la ciudad en el que se produjo el incidente. Además hay al menos otras tres personas prófugas de la Justicia piquense.
En una audiencia de formalización de la Investigación Fiscal Preparatoria que se llevó a cabo ayer después del mediodía en los tribunales, el magistrado le dictó la prisión preventiva por 90 días a uno de los presuntos agresores de los efectivos policiales, que fue detenido el mismo domingo, instantes después de perpetrado el ataque.
En la audiencia de la que participó el fiscal Juan Pellegrino y la defensora oficial María José Gianinetto, el juez Pregno dispuso someter al sospechoso a una rueda de reconocimiento de persona.
Además la formalizó la investigación por la presunta comisión de los delitos de atentado contra la autoridad agravado por el uso de arma y por la participación de más de tres personas, lesiones graves agravadas por la participación de un menor de edad.

Allanamientos.
Personal de la Brigada de Investigaciones y de Grupo Especial, realizó ayer múltiples allanamientos en el Barrio Malvinas y en el Barrio Federal, tras los cuales concretó la detención de dos sospechosos más. Según informaron fuentes ligadas a la investigación, aún habría al menos tres personas prófugas de la Justicia local.
El hecho ocurrió el domingo a la tarde, en el marco de una presencia policial en el barrio Malvinas II, que fue convocada a partir de que un grupo de jóvenes causaba molestias y arrojaba piedras a las personas y a los vehículos que pasaban por el lugar. Cuatro efectivos de la Comisaría Tercera cuando llegaron al barrio, fueron atacados por los jóvenes, y tres de ellos sufrieron heridas de distinta consideración. Uno de los policías más afectados, sufrió una herida cortante con la zona del ojo y una fractura nasal. Luego del ataque, en un importante despliegue policial, se detuvo a uno de los sospechosos.
Además una vecina resultó herida en el momento en que la policía se internó en las peatonales del barrio con casi una treintena de efectivos.