Inicio La Pampa Frepam pide informes por contrataciones

Frepam pide informes por contrataciones

El bloque de concejales del Frepam presentó un proyecto de ordenanza para que el intendente Luciano Di Nápoli informe periódicamente la cantidad de empleados que tiene la Municipalidad de Santa Rosa. «El objetivo es que se hagan públicos los ingresos y/o egresos de personal que se produzcan mes a mes», plantearon los ediles opositores.
En los fundamentos, los concejales explicaron que el proyecto se sostiene «en la necesidad del pueblo santarroseño de conocer fehacientemente los datos reales sobre la planta de agentes municipales» ya que «es sabido que el pago de los sueldos de los agentes y funcionarios abarca un altísimo porcentaje del presupuesto municipal, lo que amerita poder llevar un control desde el cuerpo deliberativo sobre la cantidad de personas empleadas».
Ante esta iniciativa, el bloque de ediles opositores hicieron alusión al «proceso de regulación» que se llevó a cabo dentro de la comuna en la «anterior gestión municipal» sobre «la planta de agentes municipales, que incluyó medidas de reconocimiento a los derechos de los trabajadores y las trabajadoras, terminando con la precarización laboral».
En este sentido, indicaron que cuando la gestión de Leandro Altolaguirre (Cambiemos) asumió su mandato en diciembre de 2015, la planta de agentes ascendía a 1.792 empleados y, tras cuatro años de gestión, se redujo a 1.625.
«No se alcanzaron esas cifras mediante despidos o sanciones a agentes, sino que se dio en el marco un proceso de regularización y reconocimiento de derechos que históricamente venían siendo negados, lo que debería continuar como política de estado independientemente de quien ejerza el gobierno», apuntaron.
«La recepción de un informe que resuma la cantidad de ingresos o contrataciones ocurridas en cada mes, y las bajas por diversos motivos (renuncias, jubilaciones, fallecimientos, sanciones disciplinarias, etc.) aportará claridad sobre la cuestión.

Nepotismo.
El ingreso de esta ordenanza al recinto del Concejo Deliberante se hizo público dos días antes de que el gremio del SOEM (Sindicatos de Obreros y Empleados Municipales) denunciara un caso de nepotismo durante la gestión de Altolaguirre.
En una conferencia de prensa, donde pidieron la reincorporación de dos empleados cuyos contratos no fueron renovados, el gremio enfatizó que «más de 60 en total fueron contratado posteriormente a las elecciones para cubrir compromisos políticos, sin tener en cuenta si el municipio estaba en condiciones de asumir estos sueldos o no, y si eran necesarios o no».