Fue liberado, robó y en 24 horas volvió a la cárcel

DURO MENOS DE 24 HORAS

Un hombre fue detenido durante la madrugada del domingo acusado de haber robado un estéreo del interior de un vehículo, en el barrio Villa Elisa. Al momento de la detención el muchacho, que fue identificado como Ezequiel Marcos Fernando Ramos, de 27 años, llevaba consigo el elemento que había sido denunciado por la persona damnificada.
Si bien el hecho en principio parece poco significativo, la carátula es “robo simple en grado de tentativa”, se pudo saber que el joven había recobrado su libertad pocas horas antes de cometer el ilícito y por tal hecho será penado nuevamente.
Anoche la Justicia pampeana lo acusó formalmente a través de una audiencia de juicio directo en la que intervinieron el juez de control, Gastón Boulenaz; la fiscal Leticia Pordomingo -en representación del Ministerio Público Fiscal- y el abogado del imputado.
Con respecto a la audiencia, una fuente judicial confió a LA ARENA que el magistrado “le otorgó una prisión preventiva hasta que termine el proceso”, el cual debería definirse en los próximos diez días.

El hecho.
De acuerdo a los trascendidos a los cuales accedió este diario, el hurto se registró cerca de las 3 horas del domingo, cuando un individuo rompió la ventanilla de un auto marca Fiat que estaba estacionado cerca de la Escuela Normal Nº 160, sustrajo el estéreo de su interior y una vez cometido el hecho se dio a la fuga.
Sin embargo pocos minutos después, la víctima, dueña del auto, detuvo la marcha de unos policías que patrullaban la zona (previamente había denunciado el ilícito al Comando Radioeléctrico), a quienes les explicó lo sucedido y rápidamente lograron dar con el acusado cuando circulaba a pie por la calle Juan Bonnet, llevando consigo el artefacto que había sido denunciado. Ramos fue detenido y alojado en una celda de la Seccional Segunda.

Menos de 24 horas.
Claramente el robo de un equipo de audio de un auto no es hoy un botín considerable para los ladrones y para la víctima significa más un dolor de cabeza por los trámites que se deben hacer posteriormente a descubrir el faltante (denuncia, idas y vueltas a la comisaría, lograr que el seguro reconozca o no el monto de lo robado, entre otras cuestiones).
Sin embargo el hecho se vuelve aún más interesante cuando trascendió que el acusado de haber cometido el ilícito había sido liberado en horas del mediodía del sábado, luego de cumplir una condena de tres años.
Ezequiel Ramos había sido encontrado culpable por una serie de robos que tuvieron lugar, en principio, en la localidad de Alpachiri, en el año 2014 y por el cual la Justicia achense lo condenó a tres meses de prisión. Poco tiempo después el mismo muchacho fue acusado de ser autor de al menos cuatro robos en Macachín.
En ese entonces el juez de control que intervino en la causa le unificó la pena a tres años con otra anterior -a seis meses bajo el régimen de semidetención con prisión nocturna- en una pena única a tres años de cumplimiento efectivo y fue alojado en la Alcaidía, lugar adonde estuvo preso hasta el sábado.