Inicio La Pampa "Fue un hecho grave, intolerable e inaceptable"

«Fue un hecho grave, intolerable e inaceptable»

«Fue un hecho grave, intolerable e inaceptable, una amenaza intimidatoria contra el orden público», describió este martes a la mañana el ministro de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos de La Pampa, Daniel Bensusán, a la amenaza de bomba que provocó este lunes al mediodía la evacuación del personal de la Administración Pública.

El funcionario dijo que «hoy está en juego la tranquilidad de la provincia» y catalogó al episodio como «un hecho más en una suma de sucesos graves que no deberían dejarse pasar».

El ministro, en diálogo con periodistas de EL AIRE DE LA MAÑANA (RADIO NOTICIAS 99.5), afirmó que deberían analizarse «ciertas metodologías o cuestiones vinculadas con personas que no se sienten representadas por el Gobierno nacional, provincial o municipal que para eso tienen las urnas cada cuatro años».

Reiteró que existen otros métodos para dar a conocer ideas diferentes y que este tipo de episodio, al igual que la interrupción de un cazador, en una conferencia de prensa del gobernador Sergio Ziliotto, son «hechos aislados, en una sociedad tranquila, pero que cuando pasan encienden las alarmas».

«COBARDE».

-¿Qué piensa del rol de la oposición que no se manifestó al respecto?

-Hay silencios que realmente gritan. Sin embargo, nosotros consideramos que hubo un gran repudio de movimientos sociales y de referentes políticos. A veces la oposición saca solicitadas por otros temas pero, en este caso, no fue así.

Por otra parte, y entrevistado por la misma emisora, el diputado pampeano de la Unión Cívica Radical (UCR), y ex intendente de Santa Rosa, Francisco Torroba, calificó de «cobarde» el hecho y pidió que el episodio y la investigación posterior sean esclarecidos lo antes posible.

«No puede ser que suceda que alguien interrumpa, por ejemplo, en una conferencia de prensa del gobernador, y lo de ayer (por este lunes) fue algo anónimo y cobarde», enfatizó.

Para Torroba, «estamos en todo derecho de manifestarnos y opinar distinto pero todo hecho de violencia amenazante es absolutamente reprochable».