viernes, 20 septiembre 2019
Inicio La Pampa Se accidentó un intendente pampeano

Se accidentó un intendente pampeano

EL INTENDENTE DE ALGARROBO DEL AGUILA CHOCO EN MENDOZA

Poco después del mediodía del sábado la camioneta de la comuna, en la que viajaban el intendente Oscar Gatica y su secretario de Obras Públicas, Mario Santander, protagonizaron un choque en la ruta 143 en cercanías de San Rafael, Mendoza. Como resultado del impacto cuatro integrantes de una familia resultaron con heridas de distinta consideración.
Ayer el jefe comunal le contó a LA ARENA que había regresado a esa ciudad mendocina para visitar a la familia. «El conductor y un niño están internados en sala común evolucionando bien, y dos chicas fueron dadas de alta», dijo.
El siniestro vial ocurrió cerca de las 15.30. En ese momento la camioneta Toyota Hilux del municipio oesteño, que era conducida por Santander, circulaba por la ruta 143 en dirección a La Pampa, y al llegar a una zona conocida como Salto de las Rosas embistió a un Renault 9 que cruzó de manera imprevista desde una zona rural intentando acceder a la calle conocida como Línea Ancha.
Inmediatamente advertido el personal de la Comisaría 42º de Salto de las Rosas llegaron al lugar junto a las ambulancias del SEC para brindar los primeros auxilios y trasladarlos al Hospital Teodoro Schestakow, señaló el diario Día del Sur.
«Veníamos circulando de regreso a Algarrobo y creímos que el auto iba a frenar pero se metió y, aunque frenamos, no pudimos evitar el choque. El vehículo era conducido por un joven de 19 años y lo acompañaban tres hermanos menores, dos chicas de 15 y 13 años, y un niño de un año. Lamentablemente todos iban desatados. Los más comprometidos fueron el bebé, que tuvo un traumatismo en la cabeza y fue intervenido, y el conductor», explicó Gatica.

Trámites.
«Hoy -por ayer- volvimos a San Rafael para hacer trámites relacionados con el siniestro y ahora estamos en el hospital visitando a los heridos. Las dos jovencitas fueron dadas de alta, y el niño y el conductor ya fueron pasados a sala común y, gracias a Dios, evolucionan muy bien. Estuve hablando con el papá de los chicos, nos agradeció nuestra preocupación», agregó.
«El sábado habíamos viajado a San Rafael a cumplir con el pago a proveedores. Volvíamos a La Pampa. Veníamos atados, funcionaron bien los airbabgs. Además pasamos con tranquilidad por el test de alcoholemia», aseguró.
«Es la primera vez que me pasa y es una fea sensación, en especial ver gente herida. Fue una desgracia con suerte. Son cosas que pasan porque uno anda de acá para allá permanentemente haciendo gestiones, está dentro de las posibilidades, son riesgos que se corren en nuestra función», concluyó Gatica.