“Fueron días muy duros”

LA DECLARACION DE GARRIDO

Durante la audiencia, también declaró Omar Benedicto Garrido Reyes quien fue detenido por el grupo de tareas de la Subzona 14, el 26 de marzo de 1976 por la tarde en Santa Rosa junto a integrantes de la familia Rodríguez.
En principio fue trasladado a la Seccional Primera y al día siguiente, a la Unidad 4 del Servicio Penitenciario Federal, de donde lo retiraron en diversas oportunidades para interrogarlo, vendado y esposado, con torturas físicas, golpes y amenazas.
“Sufrimos bastante maltrato por parte de los guardia cárcel, había mucha gente detenida como Rodríguez y Samprón. No había contacto, cada uno estaba en su celda”, dijo Garrido Reyes.
A través del sistema de videoconferencia desde el Juzgado de Paz de Villa Gesell, la víctima relató que sufrió extensas sesiones de torturas con picana eléctrica y golpes de fusil.
“Me sacaban por la celda a la noche y me obligaban a firmar unas planillas encapuchado. Yo no quería firmar y me golpeaban cada vez más, fueron días muy duros realmente para mí”, señaló Garrido Reyes.
Entre lágrimas, dijo que en la U4 estuvo “entre seis y ocho meses” y que en una oportunidad lo trasladaron a Neuquén “en un avión, encapuchado, pero regresamos a Santa Rosa porque se equivocaron, según dijeron, y nos volvieron a llevar a la cárcel. Hubo mucho maltrato, no quiero recordarlo”.
“Se me hace muy duro señor juez, hay cosas que he olvidado y tampoco las quisiera recordar”, le dijo Garrido Reyes al presidente del Tribunal Oral Federal, Pablo Díaz Lacava, una situación terminó con la interrupción del testimonio, considerando algunos problemas de salud de la víctima.