Inicio La Pampa Fuerte incremento en multas por incendios

Fuerte incremento en multas por incendios

SEQUIA EN MENDOZA

En el marco de una fuerte sequía que azota a esa provincia, la Secretaría de Ambiente de Mendoza decidió incrementar el valor de las multas a quienes se compruebe que produjeron incendios forestales y rurales. El monto máximo puede llegar hasta 2,3 millones de pesos.
La sequía que golpea a esa provincia se refleja no solo en la bajante de los ríos sino también en un notable incremento del riesgo de incendios.
Es por ello que la Dirección de Recursos Naturales Renovables, de quien depende el Plan Provincial de Manejo del Fuego, modificó el artículo 17 de la Ley Provincial 6099 de prevención y lucha contra incendios en zonas rurales para elevar el valor de la multa.
Según informó el diario Los Andes, las sanciones que se apliquen tendrán una gradualidad y se tendrá en cuenta la gravedad de la infracción, las consecuencias que haya causado a la propiedad de terceros o al medio ambiente. También se merituarán los daños y peligros potenciales a la seguridad física de otras personas, los antecedentes de infracciones ya cometidas y toda otra circunstancia relevante para la aplicación.
Así se busca controlar los incendios rurales que se generan, principalmente, por el uso ilegal de fuego para limpieza de acequias, canales y lotes. El organismo aclaró que el uso de fuego como herramienta de limpieza está prohibido por la Ley provincial 6099. «La Dirección de Recursos Naturales Renovables informa que está prohibida la quema controlada de campos sin la autorización y supervisión del personal del Plan Provincial de Manejo del Fuego», afirma el comunicado.
El Código de Contravenciones de Mendoza establece multas que oscilan entre 7.600 pesos y 47.500 pesos o arresto de 8 a 50 días «para aquellos que, sin causar un incendio, encendieran fuego en zona urbana o rural en los caminos y en zonas de esparcimiento (públicas o privadas), en calles, acequias, puentes, banquinas o basurales, sea quemando hojas, ramas, madera, basura o cualquier otro material susceptible de ser incinerado, sin observar las precauciones necesarias para evitar su propagación».
El Código Penal, recordó Los Andes, prevé entre 3 y 20 años de prisión dependiendo de los daños ocasionados por incendios.