Inicio La Pampa Fuerte presión de la Casa Rosada para bajar a Kroneberger

Fuerte presión de la Casa Rosada para bajar a Kroneberger

FRIGERIO APURA A LA UCR PAMPEANA PARA QUE NO COMPITA CON MAC ALLISTER

Al ya conocido pedido de esferas de la Casa Rosada a Daniel Kroneberger para que decline su candidatura a gobernador, se suma por estas horas el propio desencuentro de los radicales de la provincia. En el centenario partido nada está claro, y se puede afirmar que son muchas más las dudas que certezas.
Ayer el diputado nacional -que quedó como postulante de la UCR tras la bajada de Juan Carlos Marino primero, y de Francisco Torroba después-, se reunió con Martín Berhongaray, para ofrecerle que lo acompañe en la fórmula como candidato a la vicegobernación.
Ni Kroneberger ni el mismo Berhongaray quisieron efectuar declaraciones después del encuentro, pero algunas voces radicales dieron cuenta que la posibilidad de que el diputado provincial acepte es «más bien lejana».

Frigerio: «Tenés que bajarte».
Esta misma semana el ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio -estuvo acompañado de Sebastián De Luca, su segundo, y de buena sintonía con Mac Allister-, mantuvo una audiencia con el ex intendente de Colonia Barón y actual diputado nacional. ¿De qué hablaron? Concretamente el funcionario nacional le repitió que «el candidato del presidente en La Pampa es Mac Allister», y que verían con buenos ojos un gesto de Kroneberger: concretamente que abandone sus aspiraciones y se sume como compañero de fórmula del ex secretario de Deportes de la Nación.
¿Qué le ofreció Frigerio al diputado nacional? Que acompañe a Mac Allister en la fórmula, y algunos lugares «más» en la lista de diputados provinciales que se deberá armar en pocos días.

«Yo no me bajo».
Entre otras cosas, el ministro recordó que el «Colo» renunció a la Secretaría de Deportes para ser candidato en La Pampa; y además que «estuvo siempre» junto al Gobierno nacional.
Al parecer «El Ruso» en principio no aceptó, aunque no pudo evitar el sacudón de saber que su probable adversario en la interna tenía el apoyo del gobierno nacional. No obstante ratificó que seguía firme en su intención «de ser gobernador de La Pampa», y agregó que tenía «un proyecto de provincia» para superar «el estancamiento producido por 35 años de gobierno peronista».

Con Berhongaray.
Como se informara, un problema de salud que afectó días atrás al diputado provincial Martín Berhongaray, impidió que el encuentro se concretara antes. Pero se produjo ayer.
Kroneberger trató de convencerlo de que lo acompañara como candidato a vicegobernador, pero allegados al diputado provincial señalaron que se retiró sino disgustado al menos «muy preocupado».
¿Por qué? Si algo no podrá decirse del hijo de «Pacheco» es que le gusten las cosas improvisadas. Más bien todo lo contrario. Y no habría sido ese el panorama con que se encontró.

Lugares que no conforman.
Dicen que le preguntó a Kroneberger cuáles serían los candidatos a diputados provinciales, dado que aquel pretendía que -en caso de ganar en la general- Berhongaray se convirtiera en presidente de la Legislatura. De labios de Kroneberger no habría salido un solo nombre.
Sí habría planteado que habría dos lugares para el «torrobismo»; otros dos para la línea Blanca -del propio Kroneberger-; uno para la de Marino (apartado en su momento de la Blanca); y uno para la Celeste, la del mismo Berhongaray.
¿Cuál es la sensación de los que semblantearon al salir a los participantes del encuentro? Que Berhongaray no aceptará el compromiso: considera que en su momento les ganó dentro de la UCR a las otras líneas y que lo que le están ofreciendo no estaría de acuerdo con la realidad del partido.

¿Javier Torroba, para diputado?
Más tarde, otras voces dijeron que «Kroneberger ya tiene el primer candidato para la diputación provincial». Hablan de que no sería otro que Javier Torroba -hijo de Francisco-, actualmente uno de los apoderados de Cambiemos. No obstante la misma fuente señaló que no debiera descartarse que ese lugar sea ocupado por el propio ex intendente de la ciudad y ex diputado nacional.
Otros que por ahora observan esos movimientos desde el mismo radicalismo fruncen el ceño: «No estamos de acuerdo. Para nada, porque no se respetan los resultados de las últimas elecciones», dicen por ahora por lo bajo.
¿Y entonces? Como se dijo al principio: las cosas, en verdad, no están nada claras en el radicalismo provincial. Más bien todo lo contrario.